Compartir

Investigan si la Municipalidad y la Policía sabían de la explotación de mujeres.

Investigan si la Municipalidad y la Policía sabían de la explotación de mujeres.

La Justicia Federal sentenció ayer a María Julia Mariano a 6 años de prisión por el delito de trata de personas, luego de regentear el prostíbulo "Chanel”, que funcionaba en la ciudad de Andalgalá. Se dispuso además, el decomiso del lugar.
Durante los alegatos, los abogados defensores Luis Gribaudo y Luis Gribaudo (h) solicitaron la absolución de Mariano y que se destrabe el embargo que pesaba sobre ella. En el caso de decidirse por una condena, solicitaron que se aplique el mínimo que contempla la ley y se mantenga su condición de cumplimiento domiciliario.
El fiscal Rafael Vehils Ruiz, por su parte, consideró que estando debidamente acreditada la explotación, debía imponerse una condena de 9 años de prisión. Solicitó además que se mantenga el embargo del prostíbulo y que la imputada fije otro domicilio para cumplir su condena.
El juez federal, Juan Carlos Reynaga, luego de un cuarto intermedio de una hora, sentenció a 6 años de domiciliaria a la mujer y ordenó el decomiso del inmueble por haber sido utilizado para los fines ilícitos probados.
La figura penal endilgada a Mariano, fue la de trata de personas por acogimiento con fines de explotación sexual doblemente agravado por situación de vulnerabilidad y número de víctimas.
Durante el debate, testimonios señalaron que el lugar tenía habilitación municipal como whiskería, aunque era de público conocimiento que allí se ejercía la prostitución. Se señaló también que las mujeres eran controladas periódicamente por la Municipalidad, que supuestamente les actualizaba carnés sanitarios, y también por la policía.
Ante estas declaraciones, el juez Reynaga ordenó que se remitan actuaciones para realizar una investigación, ya que no hay legislación alguna que habilite la trata.
Chanel fue allanado en 2014, de allí se rescató a seis mujeres que vivían en condiciones penosas.
"Son chicas que vienen en un estado de vulnerabilidad que realmente impacta, todos ganan dinero a costa de ellas. […] La Justicia actuó, se condenó a una persona y esto tiene que ser un mensaje para todos los demás que están tratando o están pensando en vivir del cuerpo de estas mujeres”, señaló Vehils Ruiz en diálogo con El Esquiú.com, tras la finalización del debate. Fue el tercer juicio por trata en Catamarca. Leer mas

Comentarios

comentarios