Centro de Informes

A horas de la definición del “Bailando 2019”: los perfiles secretos de los ocho finalistas

Aquí están, estos son: los semifinalistas del “Bailando 2019” (Foto: LaFlia / Negro Luengo) (NEGRO_LUENGO/)

Cuatro parejas, ocho participantes y mucha expectativa. Los últimos tres programas de ShowMatch calentarán la pantalla como nunca en las dos semifinales de esta noche y mañana, más la mega final del lunes -siempre en vivo- para la definición del Súper Bailando 2019.

A partir de la edición pasada el perfil de los participantes que alcanzan las instancias finales, mutó. Quienes mueven el amperímetro -y repercuten en las votaciones telefónicas- son los jóvenes instagrammers que convocan multitudes en las redes sociales, sobre todo adolescentes ávidos de verlos ganar, quienes se vuelcan a enviar mensajes de texto para asegurar la continuidad de sus ídolos. Por eso han quedado en el camino Macarena Rinaldi y Fernando Dente, Silvina Escudero y Florencia de la V, figuras talentosas que no encuentran tanta repercusión en Instagram.

Envalentonados en potenciar a figuras nuevas que revientan las redes, los productores de LaFlia fueron detrás de estos perfiles, aunque no rindan a futuro, una vez terminado el certamen. El año pasado impusieron a Julián Serrano, un joven instagramer que parecía que venía a comerse el mundo: ganó el Bailando 2018, al año siguiente le dieron un programa que no funcionó en rating, el chico terminó renunciando sin despedirse a la edición de esta temporada, y ya nadie recuerda el fenómeno.

Un caso parecido surge ahora con Nicolás Occhiato, ese tipo de personaje televisivo del que los productores se enamoran con facilidad. El joven conductor y su pareja de baile, la carismática Flor Jazmín Peña, están perfilados en uno de los dos claros espacios bien determinados en esta etapa final: la de los novatos, que completan junto a Karina La Princesita, la otra tapada del certamen que llegó a fuerza de votos y parece candidata a ganar.

En el otro bando aparecen los experimentados pero también jóvenes y arrasadores Lourdes Sánchez y Federico Bal. También Flor Vigna con Facundo Mazzei. Ahí tenemos a ex ganadores que siguen cosechando éxitos, son muy mediáticos y marketineros, y juegan el juego como nadie. En rigor, la que más merece llevarse la copa es la eximia bailarina Lourdes, quien nunca logró estar en una pareja que se alce con el galardón mayor, pese a su enorme talento. En pareja con el productor Chato Prada, muchos creen que paga el precio por ser “de la familia” y que por eso nunca le permiten ganar.

Los finalistas

Karina La Princesita y Emiliano Buitrago. La cantante de música tropical no era, a lo lejos, una promesa del certamen. Se abrió paso a fuerza de imponerse en las votaciones telefónicas. Su partenaire compensa con talento las limitaciones para el baile pese a los avances de la ex del Kun Agüero y El Polaco. Pero ella trae los votos. Ya hay antecedentes de pataduras ganando el Bailando, cuyo caso emblemático fue Flavio La Mole Moli en 2010. Karina es la debutante del reality que llega a la final apadrinada por Flavio Mendoza, y ese es su gran plus. Tiene 1.200.000 seguidores en Instagram.

La Princesita y su homaneja
La Princesita y su homaneja (NEGRO_LUENGO/)

Nicolás Occhiatto y Flor Jazmín Peña. Se sumaron a mitad de camino, cuando se amplió la cantidad de participantes. Se trata de una dupla fresca y joven, de gran atractivo. El muchacho aprendió a bailar, pero mucho más a ser mediático. En la última gala se acordó de lo mucho que lo ayudó haber sido novio de su hoy contrincante Flor Vigna -en medio de rumores de reconciliación-, y dio el golpe bajo de agradecérselo en cámara después de ignorarla todo el certamen. El combo de carisma lo completa su abuela, un personaje en sí mismo que bien podría bailar en la pista el año que viene. El chico rinde por todos lados, con 2 millones de seguidores en Instagram.

¡Los tres a la seminfinal! Porque la abuela de Nico Occhiato también es protagonista
¡Los tres a la seminfinal! Porque la abuela de Nico Occhiato también es protagonista (NEGRO_LUENGO/)

Flor Vigna y Facundo Mazzei. Experimentados y talentosos, aparecen en combinación perfecta con el plus de tener -en el caso de ella-, a su ex compitiendo enfrente. Un duelo final de novios separados con ganas de reconciliarse asegura lágrimas y tensión, además de votos telefónicos para ambos. Negocio redondo por donde se lo mire, mucho más cuando ella viene de tener un romance con su coach, Mati Napp, y este triángulo amoroso -por el momento trunco en todos su vértices- sigue despertando gran interés. Mazzei acompaña y festeja, sobre todo cada vez que recuerda que su primer paso por esa pista fue de la mano de Nina Peloso, en las antípodas del talento de su partenaire actual. Vigna, dos veces campeona, tiene casi 5 millones de seguidores en Instagram.

Flor Vigna, y su homenaje
Flor Vigna, y su homenaje (NEGRO_LUENGO/)

Lourdes Sanchez y Federico Bal. Más lágrimas aseguradas en tándem perfecto. Aquí tenemos a la mejor bailarina del certamen, porque un caso de virtuosismo pleno debe llegar a estas instancias. A su lado el ultra mediático Bal, tan cuestionado por ir a bailar mientras velaban a su padre, Santiago Bal, alguien que entiende el juego televisivo del programa como nadie y puede volver a ganar de la mano de una primera dama, como en el pasado lo hizo con Laurita Fernández. Los chicos terminan siendo los veteranos del concurso y le sacan provecho. Entre los dos suman 4 millones de seguidores en Instagram.

Pura química: Lourdes Sánchez y Fede Bal (Fotos: LaFlia / Negro Luengo)
Pura química: Lourdes Sánchez y Fede Bal (Fotos: LaFlia / Negro Luengo) (NEGRO_LUENGO/)

SEGUÍ LEYENDO

Las cuatro coreografías en el ritmo “homenaje” que conmovieron a Marcelo Tinelli y al jurado del “Bailando 2019″

Flor Vigna contó en el “Bailando” por qué se alejó de las redes sociales: “Me re sirvió”

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.