Compartir

El consumo se desplaza de supermercados a autoservicios y mayoristas.

En el primer cuatrimestre del año se incrementó cerca de un 30% la participación de compradores particulares en los canales mayoristas para la adquisición de productos de consumo masivo.

El trabajo del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) detalla que el relevamiento se realizó entre el 1 de enero y el 30 de abril y tomó como referencia el mismo período del año anterior, sobre un total de 655 comercios.

Entre los comercios se destacan los grandes supermercados y las principales superficies mayoristas (Yaguar, Makro, Vital, Maxiconsumo y Diarco) en el ámbito geográfico de CABA, Gran Buenos Aires (primer y segundo cordón), Rosario, Córdoba, Mar del Plata, Salta, Mendoza, San Juan y Neuquén.

Miguel Calvete, presidente del organismo de estadísticas, detalló que “en la composición del nivel socioeconómico de incremento participativo en el canal mayorista es predominante la parte media baja de la pirámide de consumo (el segmento denominado D1)”.

Ese sector está conformado por familias numerosas con niveles medios bajos de ingresos, quienes obtienen un importante ahorro con esta modalidad de compra.

En tanto, el especialista dijo que “este cambio de conducta es mucho más acentuado en el interior del país y en el Conurbano bonaerense que en aquellos locales ubicados en Capital Federal”.

Mientras que en ese sentido, confirmó que “la penetración de los consumidores finales en los puntos de venta mayoristas trepó durante los primeros 120 días del año al 29,5% del total de las ventas de esas superficies”.

Comentarios

comentarios