Compartir

La histórica crecida del río Pilcomayo que obligó a evacuar a unas 8.500 personas en el municipio salteño de Santa Victoria Este, siguió causando problemas en los últimos días para el regreso a casa de 3.000 pobladores debido a las lluvias, que el fin de semana podrían causar inconvenientes también en Chaco y Formosa.
Los desbordes del río por intensas lluvias en el sur de Bolivia afectaron especialmente a los lugareños asentados a la vera del cauce en esa zona salteña, donde las autoridades sostienen el operativo "Regreso a casa".
La Comisión Regional del Bermejo (Corebe) mantiene el estado de alerta para todas las poblaciones de la cuenca baja del río por los niveles registrados durante el fin de semana en la cuenca alta, donde además están pronosticadas precipitaciones leves a moderadas para los próximos días.
Leer mas

Comentarios

comentarios