Compartir

Policías con pasamontañas, patrulleros, droga, armas, perros rastreadores, detenidos… Ese fue el escenario que se vio ayer en distintos puntos de Roca, Neuquén y Senillosa, donde la Policía Federal realizó allanamientos para desbaratar una organización delictiva que se dedicaba a la comercialización de estupefacientes en toda la región.

La investigación ya llevaba varios meses y se decidió hacer los allanamientos porque ayer era un día en que llegaba uno de los embarques de droga.

Un grupo de policías federales encubiertos, viajaron en una camioneta detrás de un micro de larga distancia que había partido desde Mar del Plata. Estaban siguiendo a una mujer que se sospechaba era una “mula” que iba a bajar en Roca.

Los policías viajaron toda la noche, ingresaron a la terminal detrás del micro, y esperaron a que la mujer haga contacto con un hombre que la estaba esperando en una camioneta Fiat Strada color blanco.

Luego de que intercambiaron saludos, ambos fueron abordados y llevados hasta una oficina dentro de la misma terminal.

Allí se descubrió que la mujer tenía en su bolso, dos paquetes con sustancia blanca, que luego de realizase los estudios correspondientes, se comprobó que era cocaína, y pesaba algo más de un kilo.

El procedimiento arrancó cerca de las 10 y se extendió hasta pasado el mediodía cuando uniformados de la Federal la subieron a un patrullero y se la llevaron.

En las 500 Viviendas

Paralelamente otro grupo de policías Federales estaba en las 500 Viviendas, sobre la zona noreste de Roca, donde realizaron otro procedimiento.

“Reventaron” la puerta de uno de los departamentos del tercer piso del núcleo 21 y sorprendieron a una pareja que estaba en el lugar.

Allí los policías ingresaron con perros rastreadores y no sólo encontraron droga (no se informó la cantidad y el tipo porque no fue autorizado por el juzgado Federal que ordenó el operativo) sino elementos habitualmente utilizados para su fraccionamiento.

Luego de realizar los trámites habituales en este tipo de procedimientos, se llevaron detenidos a los ocupantes del departamento.

También en Neuquén

Si bien hubo un gran hermetismo alrededor de los allanamientos, se supo que mientras se hacían los procedimientos en Roca, se estaban llevan a cabo otros similares en Neuquén y Senillosa.

Según fuentes cercanas a los allanamientos, en todos, los resultados fueron “positivos”, aunque no se informó la cantidad de droga secuestrada ni la de detenidos.

Si bien todavía resta que avance la parte judicial, se cree que se logró desbaratar a la organización que tenía ramificaciones en varias ciudades del Alto Valle.


Fuente: Policiales – Rio Negro

Comentarios

comentarios