Centro de Informes

Arrestaron a una mujer que conducía ebria un carro de juguete

Foto: (Oconee County Sheriff’s Office)

Una mujer de Carolina del Sur fue detenida el pasado 10 de junio, mientras conducía un auto eléctrico de juguete en Walhalla, Carolina del Sur.

Otro conductor que pasaba por la avenida tomó el video con su teléfono celular cuando la mujer fue detenida por la policía al poner en riesgo su vida y la de los demás conductores.

Según el jefe de policía de Walhalla, Megan Holman fue detenida después de que alguien llamó a las autoridades y les pidió que revisaran a una persona sospechosa de conducir el el auto eléctrico de juguete por una vía de tránsito local.

El jefe de la policía dijo que Holman, de 25 años, parecía estar alcoholizada o bajo la influencia de un narcótico.

Fue arrestada y acusada de conducir intoxicada en una vía pública.

La mujer estaba a una milla de su casa cuando fue capturada, informó el portal informativo 10 News.

Foto: Especial
Foto: Especial

Cifras de accidentes de tránsito en el mundo: ONU

Alrededor de 1,35 millones de personas mueren cada año como consecuencia de accidentes de tránsito.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible ha fijado una meta ambiciosa con respecto a la seguridad vial, consistente en reducir a la mitad, para 2020, el número de defunciones y lesiones por accidentes de tránsito en todo el mundo.

Los accidentes de tránsito cuestan a la mayoría de los países el 3% de su PIB.

Más de la mitad de las defunciones por accidentes de tránsito afectan a usuarios vulnerables de la vía pública, es decir, peatones, ciclistas y motociclistas.

A pesar de que los países de ingresos bajos y medianos tienen aproximadamente el 60% de los vehículos del mundo, se producen en ellos más del 93% de las defunciones relacionadas con accidentes de tránsito.

Los accidentes de tránsito son la principal causa de defunción en los niños y jóvenes de 5 a 29 años.

Cada año se pierden aproximadamente 1,35 millones de vidas como consecuencia de los accidentes de tránsito. Entre 20 millones y 50 millones de personas sufren traumatismos no mortales, y muchos de esos traumatismos provocan una discapacidad.

Las lesiones causadas por el tránsito ocasionan pérdidas económicas considerables para las personas, sus familias y los países en su conjunto. Esas pérdidas son consecuencia de los costos del tratamiento y de la pérdida de productividad de las personas que mueren o quedan discapacitadas por sus lesiones, y del tiempo de trabajo o estudio que los familiares de los lesionados deben distraer para atenderlos.

Las personas de entre 15 y 44 años representan el 48% de las defunciones por accidentes de tránsito en todo el mundo.

Género

Desde una edad temprana, los varones tienen más probabilidades que las mujeres de verse involucrados en accidentes de tránsito. Unas tres cuartas partes (73%) de todas las defunciones por accidentes de tránsito afectan a hombres menores de 25 años, que tienen tres veces más probabilidades de morir en un accidente de tránsito las mujeres jóvenes.

Factores de riesgo

El enfoque de sistemas de seguridad aboga por un sistema de transporte seguro para todos los usuarios de las carreteras. Ese enfoque tiene en cuenta la vulnerabilidad de las personas a las lesiones graves causadas por accidentes de tránsito, y reconoce que el sistema se debería concebir para tolerar el error humano.

El uso del cinturón de seguridad disminuye entre un 45% y un 50% el riesgo de defunción de los ocupantes delanteros de un vehículo. En cuanto a los ocupantes de los asientos traseros, el cinturón reduce en un 25% el riesgo de defunción y de traumatismos graves.

El uso de los sistemas de sujeción para niños se puede traducir en una reducción del 60% en la mortalidad.

Conducción distraída

Existen muchos tipos de distracciones que pueden alterar la conducción. La distracción provocada por el uso de teléfonos móviles es un motivo de preocupación cada vez mayor en el ámbito de la seguridad vial.

Los conductores que usan el teléfono móvil mientras conducen tienen cuatro veces más probabilidades de verse involucrados en un accidente, que los conductores que no lo hacen. El uso del teléfono móvil durante la conducción reduce la velocidad de reacción (especialmente para frenar, pero también la reacción ante las señales de tránsito), y hace más difícil mantenerse en el carril correcto y guardar las distancias correctas.

Los teléfonos móviles manos libres no son mucho más seguros que los que se llevan en la mano, y los mensajes de texto durante la conducción aumentan considerablemente el riesgo de accidente.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.