Compartir

Cuando estaban por poner el agua a calentar para el mate, los estudiantes y docentes de la EPEA 3 de San Patricio del Chañar notaron algo flotando, parecido a un pelo, pero que se movía. Al prestarle más atención descubrieron que se trataba de una larva y eso encendió la alarma.

“Durante todo el verano se realizan las guardias de mantenimiento del sector productivo”, explicó Pablo Laurente de ATEN Chañar, “pero recién este lunes, cuando pusimos el agua en una botella para llevarla a la pava eléctrica descubrimos las larvas. Además hay algas y sedimentos.”

El docente criticó que durante los últimos meses han consumido este agua sin saber los peligros a los que se exponen tanto a las personas como a los animales. Según Laurente, en diciembre la dirección le había pedido al Municipio el mantenimiento de los tanques de agua del edificio y los filtros para los de los trailers, pero no se había obtenido respuesta.

Te puede interesar Aceleran la reparación de escuelas a un mes del inicio de las clases

Ante el descubrimiento de las larvas se retomó el reclamo, pero la respuesta fue que no se había renovado el contrato de mantenimiento con la Provincia, cuestionó el docente.

La presencia de larvas sólo se detectaría en el agua que de las canillas de los trailers que se encuentran en la zona de producción por la falta de filtros, pero hay preocupación por la falta de limpieza de los tanques del edificio.

Leer mas

Comentarios

comentarios