Compartir
[adrotate group="25"]

El conflicto entre algunas comunidades mapuches y el Estado chileno no impedirá el normal desarrollo de la misa pastoral que celebrará el papa Francisco, el miércoles en el aeródromo Maquehue. El imponente operativo de seguridad y la apertura de una mesa de diálogo fueron claves para garantizar la tranquilidad durante las seis horas que el sumo pontífice estará en Temuco, uno de los tres destinos que tendrá en su vista a Chile.

El lugar elegido para celebrar la misa pertenecía a una comunidad mapuche que luego fue tomado por el Estado. Hace cien años se construyó el aeropuerto que luego se mudó a otro sector de la ciudad. Hace diez años aproximadamente las comunidades lograron el reconocimiento de ese terreno como mapuche y se firmó un convenio para otorgar un resarcimiento económico y territorial.

Sin embargo no hubo más avances en el conflicto. La decisión de llevar la misa allí fue tomada como una provocación para las comunidades y por eso comenzaron manifestarse. Primero solicitaron que se cambie de escenario, pero desde la organización lo descartaron de plano.

“Una falta de respeto”

Las protestas se intensificaron. Las comunidades tomaron la sede de la Conadi (Corporación Nacional de Desarrollo Indígena) y realizaron varias movilizaciones. Si bien trascendió que podrían protestar durante las vísperas a la misa pastoral, fue descartado por los propios miembros de la comunidad mapuche. “Nosotros no tenemos nada en contra del papa, pero nos parece una falta de respeto que usen una tierra que es nuestra, donde hubo torturas y mataron gente. Ni siquiera nos informaron que iban a realizar la misa en ese lugar”, explicó Laura Marín, referente de la comunidad. El lugar elegido por las autoridades fue “la gota que rebalsó” el vaso, dicen las mapuches, ya que se trata de un sector que pertenecía a los pueblos originarios y que “fue usurpado” hace un siglo.

Luego de la manifestación y la toma del edificio de la Conadi, el Estado convocó una mesa de debate y, aunque no se resolverá antes de la visita papal, esperan avanzar y poder resolver el conflicto previo al cambio de mando presidencial. “Estamos reuniéndonos cada tres días, sabemos que no se resolverá ahora, pero queremos que sea antes del cambio de mando”, indicó Albertina Urrutia Valencia, también miembro de la comunidad mapuche.

Las 2.500 hectáreas

En las adyacencias al aeródromo Maquehue hay seis comunidades que están en conflicto con el Estado. Valencia indicó que las tierras que reclaman que el gobierno chileno les reconocía ronda las 2.500 hectáreas.

Si bien desde la comunidad reconocieron que habrá movilizaciones previo a la llegada del Francisco, descartaron intentar bloquear el acceso del público al aeródromo donde se desarrollará la misa. “Es imposible poder manifestarnos, estamos vallados. Hay 3.700 carabineros. Tendríamos que ser extraterrestres para movilizarnos. Sería exponer a la gente a la ley antiterrorista, sería meterse a la pata de los caballos. Nos van a cortar el camino y vamos a quedar aislados”, señaló Urrutia Valencia.

Desde la comunidad sostienen que mandaron al menos cinco cartas al obispado cuando se conoció el lugar de la celebración cristiana, pero aseguran que no obtuvieron respuesta. “La Iglesia nunca se acercó a nosotros. Veníamos manifestando nuestra molestia, no con el papa sino con la Iglesia chilena”, aclaró Laura Marín.

“Vengan, que será en paz”

Isolde Reuque Paillalef, secretaria ejecutiva de la Comisión Pastoral Mapuche perteneciente al Obispado de Temuco, confirmó que todo “se desarrollará con total normalidad” y llevó tranquilidad a los regionales que irán a Temuco para presenciar la ceremonia cristiana. “A los rionegrinos, neuquinos, les digo que vengan con tranquilidad que va a ser una fiesta”, expresó. La bisnieta del histórico cacique Paillalef aseguró que estará muy cerca del papa durante su visita. “Va a ser un momento histórico”, indicó.

Enojo con el Obispado

El enojo de los mapuches, además del reclamo de la tierra, fue la “actitud” del Obispado. “Enviamos al menos cinco notas y no nos respondieron nunca. El enojo es también con la Iglesia chilena”, expresó Marín.

La problemática mapuche será un eje central en la visita papal. La Comisión Nacional de la Visita del Papa Francisco confirmó que tendrá “mucha importancia”. Se especula que luego de la misa Francisco almorzará con diez comensales más en el convento de las hermanas Santa Cruz en el cual podría haber representantes de las comunidades mapuches. Sin embargo hasta el momento no trascendieron nombres.

Leer mas

Comentarios

comentarios

[adrotate group="26"]