Compartir
[adrotate group="25"]

Con mínimas diferencias por parte de ATE, ese gremio y UPCN acordaron implementar el nuevo manual de funciones y misiones de los porteros que propone el gobierno, a partir del próximo ciclo lectivo. El sindicato que conduce Rodolfo Aguiar, una vez finalizado el encuentro de tres días con el Ministerio de Educación y la Secretaría de la Función Pública valoró “la seriedad en las negociaciones, destacó los avances producidos, pero decidió postergar la firma final del nuevo manual de misiones y funciones para todos los porteros de escuela”, indicó en un comunicado.

Aguiar sostuvo que fueron “tres días de mucho trabajo y se lograron numerosos avances. Estamos muy cerca de alcanzar una norma que finalmente jerarquice y reconozca el trabajo de uno de los sectores más postergados de la administración pública. Hemos decidido postergar nuestra firma por mínimas diferencias que, seguro, serán saldadas en los próximos días”, señaló Aguiar.

La entidad gremial informó que en algunos puntos de la nueva iniciativa legal, mantiene diferencias con la postura gubernamental y con el posicionamiento del otro sindicato, aunque destacó que “la mayoría de los aportes y propuestas de ATE fueron incorporadas, logrando de esta manera mayores beneficios para los más de 4.500 agentes comprendidos como personal de servicio de apoyo”.

Las principales dudas para ATE surgen a la hora de analizar el concepto de itinerancia que estipula el proyecto, la suficiencia del recurso humano actual y si el presupuesto económico estará disponible a la hora de su instrumentación.

En dos semanas ATE evaluará si existe margen para alguna última corrección y someter la aprobación final del nuevo régimen de derechos y obligaciones para el referido sector de trabajadores a plenarios y asambleas regionales.

Juan Carlos Scalesi, de UPCN, afirmó que ese gremio pretende que los porteros “tengan un marco laboral más específico, con deberes que ya vienen cumpliendo pero también con derechos que hasta hoy no le son reconocidos”.

La idea que sustenta el manual es darles un estatus propio a estos trabajadores, que tengan coordinadores de tarea de su propia área y finalizar con la subordinación de su trabajo al del docente, que tengan diferenciadas las misiones y funciones de su labor y reciban remuneración por ello.

El dirigente reconoció que la puesta en práctica del manual “se dilata porque desde nuestro gremio le exigimos al gobierno que garantice el pago de las nuevas tareas y la inversión en los elementos de trabajo para los compañeros del personal de servicio de apoyo, esto es que el gobierno cuente con las partidas presupuestarias para hacer efectiva la aplicación”.

Leer mas

Comentarios

comentarios

[adrotate group="26"]