Compartir

Foto vía usuario de Flickr Rick Harris / Composición por MUNCHIES Staff

Los desarrolladores dicen que además de ser una buena inversión, el precio de bananas son tan simples que nuestros padres lo entenderían.

La última vez que vi a mis papás, tuve que contestar muchas preguntas sobre Bitcoin (no sé nada sobre Bitcoin) y escuchar su historia de cómo unos amigos suyos acababan de comprar Bitcoins "para su casa". (Pero no, se habían comprado un Amazon Echo). Ahora, supongo que tendré que explicar un Bananacoin.

Para usar el lenguaje de los desarrolladores, Bananacoin es un "token de utilidad basado en Ethereum, vinculado al precio de exportación de las bananas". Básicamente es otra criptomoneda que tu molesto amigo va a mencionar en el brunch. Pero también es más que eso: según lo explica Financial Express, cada Bananacoin es un token digital que toma el "formato de un contrato para la compra de bienes que serán producidos en el futuro". Cada Bananacoin representa alrededor de un kilo de plátanos que serán cultivados en una plantación de Laos.

El equipo detrás de Bananacoin incluye dos empresarios rusos y un agrónomo tailandés que han producido plátanos en la provincia Vientiane de Laos desde hace tres años. Esperan usar las inversiones en Bananacoin para expandir su tierra de 100 a 360 hectáreas en los próximos 18 meses. Es una criptomoneda y financiamiento colectivo combinados con el 9 por ciento de tu ingesta diaria recomendada de potasio.

We live in a post-parody society where it's impossible to invent anything more ridiculous than reality pic.twitter.com/HPGekRKENz

— Zack Bloom (@zackbloom) January 20, 2018

La oficina central de Bananacoin se siente confiada respecto al proyecto, porque SIEMPRE hay dinero en el negocio de los plátanos y porque cultivan el plátano Lady Finger —el más rentable del mundo— y los exportan a China, donde siempre hay demanda. "Las Bananas, increíblemente, son una buena inversión", escribió un analista de criptomonedas. "En los últimos 7 años, el precio internacional de un kilo de plátanos ha subido entre 4 y 10 por ciento cada año, haciendo que esta moneda sea una inversión relativamente estable."

El plátano Lady Finger es especial, incluso sin el Initial Coin Offering (ICO), porque no es el Cavendish. El Cavendish es la variedad que todos comemos en América (algunos estiman que esta variedad representa un 99 por ciento de importaciones "al mundo occidental"), pero cada vez más es atacada por un hongo llamado Enfermedad de Panamá, el cual amenaza terminar con los plátanos como los conocemos.

Si suena fatalista, es porque ha pasado antes. A principios del siglo XX, la industria entera del plátano se había creado sobre el Gros Michel, o plátano "Big Mike". "Los agricultores de plátano se enamoraron del Big Mike, lo cultivaban exclusivamente en plantaciones enormes para tomar ventaja de la eficiencia de una producción homogénea", explica Discover. "En el proceso, perdieron la resiliencia que provee la diversidad".

A mediados del siglo XX, los Big Mike fueron prácticamente erradicados por una versión previa de la Enfermedad de Panamá. El exportador, United Fruit Company (ahora conocido como Chiquita Brands International), centró su atención al Cavendish, que supuestamente era resistente a la enfermedad. Spoiler Alert: no lo era.

Los inversionistas de Bananacoin insisten en que su plantación está aislada de otras granjas en un esfuerzo por prevenir cualquier tipo de contaminación con la Enfermedad de Panamá u otros patógenos. (En noviembre pasado, Laotian Times reportó que algunos plátanos Cavendish cultivados en Vientiane se habían infectado con la Enfermedad de Panamá.)

BUENO, volviendo a Bananacoin, los desarrolladores dicen que, además de ser una buena inversión, es tan simple que nuestros padres lo entenderían. "Bananacoin […] no requiere un conocimiento especializado de criptografía o blockchain", escribieron en la descripción técnica de Bananacoin.

Para el miércoles en la mañana, se habían vendido aproximadamente 3.4 millones de tokens de bananacoin, al precio es de 0.50 dólares.

¡Alexa, cómprame Bananacoins (o no)!

Publicado originalmente en VICE.com

Leer mas

Comentarios

comentarios