Centro de Informes

Bariloche se sumará a las ciudades con boleto urbano congelado

El boleto urbano se mantendrá en 35 pesos hasta el 30 de abril, mientras las distintas reparticiones públicas encuentran una solución a la política de subsidios. La decisión fue comunicada este mediodía (15/1) a un grupo de vecinos que participó de la Comisión de Seguimiento del Transporte.

La medida se confirmó tras un cuarto intermedio de la Comisión que, la semana pasada, pidió aguardar definiciones por parte del gobierno nacional antes de tomar una decisión que, en caso de ser llevado únicamente por el municipio, significaría una erogación extra de 5.000.000 de pesos.

Para este año el municipio destinará 100 millones de pesos para subsidiar el boleto de colectivos y así no interferir en la gratuidad que mantienen los estudiantes de escuelas públicas de todos los niveles. También alcanza a los estudiantes de entidades privadas, quienes acceden a un porcentaje de ese beneficio.

Noticiero Seis

Sin embargo la buena noticia fue precedida por un episodio que incluyó gritos y reclamos a concejales y funcionarios por igual. Es que, minutos antes del inicio de la reunión, el abogado que representa al Ejecutivo en temas del transporte urbano requirió la presencia de los integrantes en otra oficina de la Intendencia.

Esta actitud provocó el inmediato reclamo de los referentes de la multisectorial del transporte, quienes ocuparon el pasillo de la planta alta de la Intendencia y aplaudieron haciendo saber su desacuerdo con la maniobra.

“Estas son las actitudes que ha tenido permanentemente el Ejecutivo Municipal”, acusó Ángel Vainstein respecto a la falta de participación vecinal en la búsqueda de soluciones por el servicio de transporte urbano. Incluso pidió a los nuevos concejales que garanticen esa posibilidad en futuros encuentros.

La abogada Marina Schifrin acusó el vaciamiento de la Sala de Situación y pidió que el municipio se adhiera a las medidas del gobierno nacional y garantice el servicio para toda la comunidad. Aseguró que la empresa Mi Bus logra una “rentabilidad extraordinaria” y que está en condiciones de pagar salarios y funcionar con normalidad.

Cruces con autoridades

Antes de entrar a la reunión, en la que estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Marcos Barberis, el subsecretario de Transporte, Martín Trebino, la defensora del Pueblo Beatriz Oñate y un representante de Mi Bus, el concejal Gerardo del Río (PUL) se excusó ante los vecinos y dijo que buscaron ponerse de acuerdo antes de encontrarse en la Comisión que solo trataría el congelamiento de la tarifa.

La repentina aparición del intendente Gustavo Gennuso encendió el pedido de declaración de la “emergencia del transporte”, aunque se limitó a decir que la problemática no es de fácil solución y que las novedades desde Buenos Aires solo traen alivio momentáneo.

“No es lo que estamos esperando”, sinceró Gennuso respecto a la política de subsidios aunque reconoció que se ganó tiempo para encarar otras gestiones en caso de que se mantenga la decisión tomada en 2019, con la quita de aportes al transporte urbano en el interior del país.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.