Centro de Informes

Bibliotecas, palacios y jardines: los lugares de Inglaterra que dan vida a los escenarios de “The Crown”

El primer elenco de “The Crown”

Por Flavia Tomaello

Los años han pasado y los avatares de la reina que ha ostentado por más años ese cetro se van viendo reflejados en el paso de las temporadas de una de las series más aclamadas de los últimos años. The Crown tuvo excelentes críticas en sus primeras dos temporadas y ahora enfrenta un verdadero desafío. El cast protagonistas toma nuevos rostros. Claire Foy, ganadora de un Globo de Oro por su papel de Isabel II y nominada a un Emmy 2018, le pasa el cetro a Olivia Colman, de 44 años, una afamada actriz de teatro y televisión, recientemente ganadora del Oscar por su papel en La Favorita. En tanto, Tobias Menzies será el nuevo Duque de Edimburgo y Helena Bonham Carter se suma como la nueva Margarita.

Pero si bien las caras cambian y se adaptan al paso de los años de los personajes, las escenografías permanecen. Es que localizar los espacios que tuvieran el perfil de los sitios originales en los que se desplegó la historia de la serie no ha sido sencillo. Para ello se contó con el aporte de casas señoriales que aún están habitadas por sus propietarios.

Olivia Colman da vida a la monarca británica luego de dos temporadas con Claire Foy a la cabeza
Olivia Colman da vida a la monarca británica luego de dos temporadas con Claire Foy a la cabeza

El inicio del recorrido se pierde en la mítica campiña inglesa. Hertfordshire está a 90 minutos de Londres. El paseo hasta allí ya es bucólicamente inglés. Todo aquello que uno se imagina de la zona, es real. Las pequeñas comunidades se suceden intercaladas con enormes propiedades cuyos dueños pelean por conservar en pie en buen estado. Reproduciendo la construcción propia del medioevo, las aldeas se formaron en derredor de la plaza central donde se instalaba el mercado. Allí se concentran los pubs, la iglesia, los almacenes…

Junto a Harry Potter

La actual monarca no autorizó que se filmara en ninguno de los palacios en donde la mayor parte de los sucesos que se relatan en la historia tuvieron lugar. Fue vedado el acceso al palacio de Buckingham donde desarrolla su actividad laboral, al castillo de Windsor donde reside y en el de Balmoral que utiliza durante los veranos. Por ello, los hacedores de la serie más costosa de la BBC salieron por las rutas palaciegas para encontrar espacios semejantes.

Knebworth House es una propiedad que se usó para algunas escenas de Harry Potter y para “El discurso del rey”
Knebworth House es una propiedad que se usó para algunas escenas de Harry Potter y para “El discurso del rey”

La ruta de The Crown se inicia en Knebworth House, una propiedad que usaron previamente para algunas escenas del mago salido de la pluma de J. K. Rowling y para El discurso del rey, entre otros. El exterior romántico, con sus torretas, cúpulas y gárgolas recortadas contra el cielo, hace poco para preparar al visitante para lo que puede esperar dentro. La casa se ha mantenido durante muchos años más de lo que sugiere la decoración victoriana. Data de 1490 y desde entonces ha estado en manos de la familia Lytton. El estuco esconde de la vista una casa de ladrillo rojo que data de los tiempos de los Tudor. Charles Dickens y Winston Churchill fueron frecuentes visitantes.

También se conserva intacta una estancia que acogió a la reina Isabel. Es en este lugar donde se realizaron algunas de las recreaciones del palacio de Balmoral. Es emblemática la escena donde la reina le informa a su hermana que no puede casarse con su jefe de seguridad. Si bien el hecho ocurrió en la finca de verano de la realeza, se reprodujo en los salones de Knebworth House.

Una de las salas de la finca es recurrente en la serie. No sólo recreando aparece como reconstrucción de Balmoral, sino que se propone como el salón de juegos de Buckingham Palace.

Desde 1544, cuando los edificios y la tierra fueron otorgados por Enrique VIII a Sir William Herbert, Wilton House ha estado indisolublemente unida a los círculos políticos y artísticos de Inglaterra
Desde 1544, cuando los edificios y la tierra fueron otorgados por Enrique VIII a Sir William Herbert, Wilton House ha estado indisolublemente unida a los círculos políticos y artísticos de Inglaterra

A tiro de auto, por otra hora y media, se llega a Wiltshire, donde sobresale la propiedad de los Penbroke, un sitio que, puertas adentro deslumbra, pero sorprende con su vuelta de tuerca acogedora. Hay tintes de hogar en el interior.

Desde 1544, cuando los edificios y la tierra fueron otorgados por Enrique VIII a Sir William Herbert, Wilton House ha estado indisolublemente unida a los círculos políticos y artísticos de Inglaterra. Este patrón continúa hoy pero, en este contexto tradicional, los cambios están constantemente en marcha. Henry, 17º Conde, inició un importante programa de restauración y mejoras, una tarea que continúo hasta el día de hoy. Estos han incluido la adición de varios jardines nuevos y la renovación completa del frente sur, incluidas todas las salas de estado. En 2010, otra fase de restauración incluyó el comedor y los claustros de Wyatt que recibieron el Premio de Restauración HHA / Sotheby’s.

William Herbert y Victoria Bullough son el joven matrimonio que vive aquí con sus cuatro hijos. Han tomado una posición activa en la conservación de la propiedad. Es uno de los dilemas que enfrentan hoy los propietarios de grandes palacios. Parte de su sustento proviene de las actividades públicas: reciben a escuelas y realizan recorridos guiados. Otra de las fuertes fuentes de ingresos son locaciones para las que prestan los espacios. En sus salones tuvieron lugar decenas de películas, desde “Sensatez y Sentimientos” a “La locura del rey”, o series como Outlander.

El salón Double Cube fue utilizado para recrear el banquete en honor al matrimonio Kennedy en la segunda temporada de la serie
El salón Double Cube fue utilizado para recrear el banquete en honor al matrimonio Kennedy en la segunda temporada de la serie

El salón Double Cube fue utilizado para recrear el banquete en honor al matrimonio Kennedy en la segunda temporada de la serie. En uno lateral, llamado Cube, en tanto, con medidas perfectas de tres metros por lado, ha servido como el salón que cobijaba a las niñas Margarita e Isabel en su niñez en las escenas de la serie.

El pasillo central replica el que existe en castillo de Windsor, con un camino estructural que conecta a todos los cuartos a lo largo del toda la estructura. El camino lo marcan una serie de estatuas que acompañan al caminante hasta el ingreso. Este espacio ha servido para reproducir la residencia permanente de la reina.

Un sitio íntimo lateral se eligió para grabar la escena en la que el duque de Edimburgo le expresa abiertamente su disgusto a la reina por la ausencia de un cargo propio para desempeñar, en tanto ella trabaja. Más allá de la serie, los personajes reales disfrutaron en este palacio un banquete ni bien casados. La vajilla utilizada en la ocasión puede verse intacta en las vitrinas del lugar. También en una de sus salas Churchill y Eisenhower se reunían aislados de Londres para tomar decisiones clave en torno a la Segunda Guerra Mundial.

Piedras prehistóricas

El barón Fernando, que construyó Waddesdon House, estaba fascinado por la Francia del siglo XVIII
El barón Fernando, que construyó Waddesdon House, estaba fascinado por la Francia del siglo XVIII

La imponente presencia de Stonehenge, conglomerado megalítico que data de la Edad de Bronce, se ve desde la ruta, apenas a 15 kilómetros de Wilton House. Sin definiciones sobre su sentido, se cree que ha servido como epicentro religioso. Sea lo que fuere, es conmovedor circular por entre las piedras que han visto pasar la historia.

Salisbury es la ciudad más cercana. Una pequeña comunidad que refleja la calma típica de la campiña inglesa a la perfección. La rutina cansina durante las tardes. Los niños jugando en los grandes parques frente a una de las iglesias más impactantes del país. De estilo gótico, ha sido construida milagrosamente sobre un pantano que aún puede verse en un agujero. En su interior se encuentra una de las cuatro copias que sobrevivieron de la Carta Magna y el reloj aún en funcionamiento más antiguo del continente, es de 1386. Allí no más, en Hampshire, cubriendo ondulados verdes, se yergue una joya.

El castillo de Highclere, perteneciente a los herederos de uno de los descubridores de la tumba de Tutankamón en las Pirámides de Egipto, Lord Carnarvon. Los antecedentes de la propiedad datan de 749, aunque el castillo que se visita hoy fue construido en 1679.Tienta la visita porque es el verdadero castillo de Downton Abbey, otra de las grandes series de época que, precisamente revela, las dificultades de conservación de las antiguas propiedades de las afueras de Inglaterra. No se rodaron aquí escenas de The Crown, pero imposible pasarlo por alto en medio del camino.

Los parques de la Old Royal Naval College que pueden verse desde las instalaciones del centro astronómico, han sido perfectos para recrear los jardines de Buckingham
Los parques de la Old Royal Naval College que pueden verse desde las instalaciones del centro astronómico, han sido perfectos para recrear los jardines de Buckingham

Buckinghamshire es el nuevo destino en la ruta. Allí emerge un castillo renacentista francés, inspirado en los del valle del Loira, construido por un Rothschild en el siglo XIX. El barón Fernando, que construyó Waddesdon House, estaba fascinado por la Francia del siglo XVIII. Utilizó un arquitecto de ese origen que creó habitaciones con paneles de pared tomados de casas parisinas de la década de 1700.

Waddesdon fue creado para impresionar. Solo se usaba los fines de semana de verano para entretener a los amigos y la familia del barón Fernando. Los espejos y el mármol del comedor evocan un mini Versalles. La mesa ricamente decorada está siempre preparada para una fiesta de 24, tal como era en su día. El sitio es deslumbrante y uno se desenfoca un poco tratando de encontrar las locaciones propias de la serie. Los pasillos de la planta baja que interconectan los diferentes cuartos fueron elegidos para recrear las instalaciones de Downing Street, la residencia del primer ministro.

Una cierta mirada oscura permite componer oficinas de debate entre los momentos más difíciles frente a la guerra, y esto se logró en un pequeño salón en el primer piso denominado Morning Room. Su comedor ha sido excelente escenario para revivir el del palacio de Balmoral, con su mesa lo suficientemente grande para ser de la realeza, pero cierto nivel acogedor para suponer que allí come una familia.

Marcar la hora

Eltham Palace es un ensamblaje único entre un palacio medieval Tudor y una mansión de millonarios de los años treinta
Eltham Palace es un ensamblaje único entre un palacio medieval Tudor y una mansión de millonarios de los años treinta

Camino de regreso a Londres otra ciudad emerge con fama mundial. Es que Greenwich es el centro horario del planeta. Con cierto dejo cercano a Salisbury, su trajinar es mayor. Las visitas desde la capital llegan en tren y barco con facilidad. Los catamaranes salen cada 15 minutos del puerto de la Torre de Londres y demoran apenas 50 minutos en llegar. La ciudad tiene uno de los observatorios astronómicos más famosos del mundo, a la vez que se puede visitar el reloj que marca la hora 0, sitio donde tomarse la clásica fotografía donde los paralelos inician su diseño.

Los parques de la Old Royal Naval College que pueden verse desde las instalaciones del centro astronómico, han sido perfectos para recrear los jardines de Buckingham. La fachada de edificio, así como sus senderos, reproducen exactamente a los del palacio. Por ello se filmaron aquí todas las escenas de trayectos en vehículos, tanto de carruajes como de automóviles.

Ya en el corazón de la ciudad, donde el distrito financiero ha cubierto de enormes rascacielos los orígenes de la ciudad, aparece Eltham Palace, un ensamblaje único entre un palacio medieval Tudor y una mansión de millonarios de los años treinta. Del siglo XIV al XVI fue un importante palacio real, donde los monarcas a menudo se quedaban y cazaban en los parques circundantes. Después de siglos de negligencia, Eltham fue arrendado a Stephen y Virginia Courtauld en 1933. Estos millonarios buscaban una propiedad semirural con fácil acceso al centro de Londres. Lo alquilaron por 99 años a la Corona. El resultado de sus obras fue una pieza maestra del diseño del siglo XX. Su origen data de 1086. Durante el reinado de Isabel I fue uno de los palacios reales.

En The Crown puede verse un salón circular con marquetería realizada por Rolf Engströmer donde se intenta reproducir la visita de la reina al atelier del modisto Norman Hartnell. El comedor de Eltham Palace se convierten para la serie en los del colegio Eaton.

Un dato extra en común a todas las locaciones son los jardines. Tomas de ellos se han reproducido alternadamente en todos los episodios de acuerdo al estado de floración. Una serie de joyas para una única corona.

SEGUÍ LEYENDO:

Castillos de Escocia: un recorrido por siete de sus fortalezas más fascinantes

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.