Compartir

Desde hace un año y medio cada siete horas se denuncia ante el Ministerio Público Fiscal un caso de violencia de género. Ante la gran demanda y a poco más de tres años de vigencia del nuevo código procesal penal, la fiscalía renovó su estructura interna y desde hace una semana cuenta con dos unidades fiscales especializadas en la temática.

“Hasta el momento teníamos la fiscalía de Delitos Sexuales, Violencia de Género y Doméstica y pensamos que con esa fiscalía unificada íbamos a estar bien pero se afianzó el rol de la fiscalía como receptor de denuncias de hechos de violencia de género que no son delitos, sino por ejemplo incumplimientos o violaciones de órdenes judiciales y por eso optamos ahora por dividir la fiscalía”, explicó el fiscal general, José Gerez.

Es por esto que desde el pasado lunes 12 se puso en marcha el nuevo organigrama de fiscalías de la primera circunscripción judicial que también tomó en cuenta un censo victimológico realizado a fines del año pasado. Uno de los grandes cambios es la actual creación de las fiscalías de Delitos Sexuales y la fiscalía de Violencia de Género y Doméstica.

“El objetivo de esta división y de que tengan un fiscal jefe distinto, es que la fiscalía de Género trabaje de forma integrada con la oficina de Género del TSJ y con las áreas de los municipios y la provincia que también trabajan esta temática”, detalló Gerez. En tanto que la fiscalía se abocará exclusivamente a investigar los ataques sexuales.

Y recordó que en los primeros cinco meses del año se registraron 546 denuncias en las oficinas de la primera circunscripción judicial, que corresponde a los municipios de la Confluencia, marcando una tendencia creciente.

Los cambios en la estructura interna de la fiscalía son los más profundos que se aplican en los últimos años y llevaron a que por primera vez se cuente con una fiscalía exclusivamente dedicada a la investigación de asesinatos, la fiscalía de Homicidios, que tiene a Agustín García como fiscal jefe.

También se concentra el trabajo de la fiscalía de Delitos Económicos, ahora con Pablo Vignaroli como fiscal jefe, dado que sólo se abordarán las estafas y delitos contra la administración pública, ya que el gran cambio del nuevo esquema son la creación de las fiscalías de Robos y de Fragrancia.

“A tres años del cambio del sistema procesal no quedan causas del viejo sistema por tramitar por lo que ahora comenzaremos a hacer un control de gestión mucho más exhaustivo para mejorar el servicio de justicia que brindamos”, señaló Gerez.


Fuente: Policiales – Rio Negro

Comentarios

comentarios