Centro de Informes

Caos por una terrible tormenta que azotó la ciudad

El pronóstico lo anunciaba. El día estuvo pesado, con temperaturas que superaron los 30 grados, por lo que el desenlace fue terrible. Anoche, desde las 21 y por el lapso de dos horas hubo una fuerte tormenta que generó distintas situaciones en el centro y los barrios de la ciudad. Un dato a destacar es que hasta anoche no se habían reportado evacuados.

Desde la base meteorológica del aeropuerto Martín Miguel de Güemes le dijeron anoche a este diario que llovieron 32 milímetros en el lapso de dos horas. A las 21.54 se dio el pico máximo de los vientos, con ráfagas que alcanzaron los 99 kilómetros por hora. 

En las redes sociales y el reporte de distintos organismos, destacaba la cantidad de vehículos que quedaron varados y presos de las calles que llevaban muchísima agua. Estas postales se vieron en la calle Caseros y en las aledañas a la plaza Gurruchaga. También un auto fue arrastrado por el agua y terminó dentro del canal 16 de Septiembre, en villa San Antonio.

Voladuras de techos, árboles y postes caídos, agua en algunas casas, cortes de luz prolongados en distintos barrios señalaban los primeros reportes de anoche. Un dato a señalar es que al cierre de esta edición, pasadas la 1 de la madrugada, no se habían reportado personas que hayan tenido que ser evacuadas.

El centro de la ciudad fue anoche un caos. Es que cuando empezó a llover con más intensidad, pasadas las 21, coincidió con el momento en que muchas personas vuelven del trabajo a sus casas. En algunas calles los vehículos terminaron circulando en contramano para evitar quedar varados en medio del agua. 

Trabajo duro

Este diario dialogó anoche con José Luis Colodro, subsecretario de Gestión Integral de Riesgo de la Municipalidad, quien dio un panorama de los trabajos que llevó adelante la comuna, al tiempo que señaló que el principal enemigo que tuvieron fue la acumulación de basura en las calles de la ciudad, que terminó tapando las bocas de tormenta.

“Hubo mucha basura suelta obstruyendo las boca de tormenta. Eso lo observamos mucho en la zona centro, en lugares como Caseros y Gorriti y también en el Paseo de la Fe, en Deán Funes y Belgrano”, aseguró el funcionario, quien rápidamente acotó que cuando lograron despejar los desagües el agua comenzó a escurrir más rápido.

Colodro contó que desde su área armaron varias cuadrillas de trabajo y se separaron para prestar servicio en distintos puntos. “Estuvimos sacando basura, ordenando el tránsito en las calles anegadas, levantando árboles caídos, levantando carteles, como en la avenida Paraguay”, aseguró. 

Dolor y desesperación de una madre en Atocha II

El fuerte viento voló las chapas de su humilde casa y perdieron todo. 

Dolor, consternación y la fea sensación de que perdió todo, o lo poco que tenía en su humilde casita. 

Adriana es una madre que anoche se comunicó con la redacción de este diario para pedir a ayuda. Es que las fuertes ráfagas que alcanzaron casi los 100 kilómetros le volaron las chapas de su humilde vivienda de barrio Atocha II. “Se me volaron las chapas, me quedé sin techo, perdí lo poco que tenía. No se que voy a hacer ahora”, aseguró esta mujer.

Adriana, con la voz partida, describió que cuando comenzó a llover con más intensidad estaba en su casa con sus tres nenas, con su nuera, su nieto y además los cinco varoncitos de su hermana. La situación era tan crítica que tras la lluvia tuvo que mandar a sus hijas para que se refugien en la casa de un vecino. 

Familias evacuadas y daños en la iglesia de Metán

Cayó parte del techo y la mampostería en la nave central del santuario. Volaron techos de casas. 

El templo de Metán quedó con daños por el temporal. 

El interior provincial también resultó afectado ayer por fuertes tormentas que ingresaron desde el sur, provocando daños en Metán y zonas cercanas. El fenómeno, focalizado en ese sector poco antes de las 18, tomó rumbo hacia el noroeste para llegar hasta el Valle de Lerma, cerca de las 21, cuando se abatió con intensidad sobre la mayor parte de la capital salteña y otros sectores próximos, provocando también serios inconvenientes.

En tanto, en el Valle de Siancas, también afectado por un fuerte temporal en la tarde del jueves, la tormenta de la víspera solo llegó como una lluvia moderada que en la ciudad de Güemes se extendió desde las 20.30 hasta las 22, sin mayores inconvenientes. 

El fuerte temporal de viento y lluvia cumplió finalmente con los pronósticos que desde hace días se venían anticipando a través de alertas meteorológicos que no llegaban a concretarse. En su ingreso al territorio provincial ocasionó varios daños en la ciudad de Metán y provocó al menos 50 evacuados que fueron asistidos en el Complejo Municipal.

El fenómeno hizo volar los techos en tres viviendas y causó la caída de postes de energía eléctrica en la ruta nacional 9 (en inmediaciones del río Concha) donde el tránsito tuvo que ser interrumpido por la caída de un enorme eucaliptus sobre la cinta asfáltica. Dotaciones de bomberos procedieron a despejar la calzada, removiendo enormes ramas y troncos del lugar. También hubo cortes del suministro eléctrico en la zona.

La tormenta comenzó ayer a la tarde pasadas las 18, con abundante agua y fuertes vientos. Uno de los daños más notables se produjo en la iglesia de San José de Metán que es Monumento Histórico Provincial.

Allí, el fenómeno provocó la caída de techos y el derrumbe de parte de la mampostería en la nave central del santuario. Las fotos que circularon por las redes sociales también dejaron ver destrozos en otros sectores con estructuras de metal que cedieron en un lateral de la iglesia. No se informó sobre heridos 

Desde el Ministerio de Seguridad se brindó asistencia a los damnificados. La Subsecretaría de Defensa Civil junto al Municipio coordinó el trabajo logístico que se realizó en la zona tras la intensa lluvia.

 

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.