Compartir

Los peritos balísticos continúan con la labor para determinar de cuál arma de fuego salió el proyectil calibre 9 milímetros que mató por la espalda a Rafael Nahuel. Expertos del Centro Atómico Bariloche analizan las cintas de carbono que tomaron de muestras de las manos de los integrantes del grupo albatros que están sospechados y de dos jóvenes mapuches. Buscan determinar la presencia de partículas de pólvora.

También se analizan las muestras de las manos de Rafael.

La abogada por la querella Julieta Wallace informó ayer que la expectativa es contar para mediados de febrero con las conclusiones de estos análisis .

Wallace recordó que cuando ocurrió el homicidio de Rafael, el juez federal Gustavo Villanueva ordenó que se tomaran muestras con cintas de carbono de las manos de los 20 albatros de la Prefectura Naval, que estuvieron en el lugar donde cayó herido de muerte el joven mapuche.

También, se tomaron muestras de Lautaro González y Fausto Jones Huala, que bajaron de la montaña con Rafael herido.

El joven recibió un proyectil calibre 9 milímetros en la tarde del 25 de noviembre último, cuando un grupo de albatros patrullaba un predio en Villa Mascardi, a 30 kilómetros de Bariloche. El lugar había sido ocupado semanas atrás por integrantes de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu. Parques Nacionales denunció la usurpación en el Juzgado Federal de Bariloche, que Villanueva subroga.

Rafael murió por la grave hemorragia que sufrió. Tenía 22 años y vivía en una humilde casilla en las afueras de Bariloche.

Los análisis de las muestras de carbono son importantes para acreditar o descartar la hipótesis oficial.

Aunque las abogadas que representan a los padres del joven Rafael desestimaron esa posibilidad.

Leer mas

Comentarios

comentarios