Compartir

El alivio que significó el empate de River ante Rosario Central acompañó la vuelta al trabajo del plantel del puntero Boca Juniors en una mañana movida en Casa Amarilla por la visita del presidente Daniel Angelici y la evidente evolución de Ricardo Centurión, cuya vuelta al equipo titular deberá ser decidida en estos días por el entrenador Guillermo Barros Schelotto.

Por lo pronto, con la vuelta del juvenil Marcelo Torres cesa el beneficio del artículo 225 con lo cual el lateral Gino Peruzzi deberá cumplir el domingo ante Independiente la fecha de suspensión por acumulación de cinco tarjetas amarillas.

Su lugar sería ocupado por Leonardo Jara, quien ante Huracán jugó más adelantado.

Una alternativa es que Centurión ingrese por Peruzzi, y hoy al atacante se lo vio recuperado del desgarro de isquiotibial derecho, trabajando a la par de sus compañeros que no jugaron ante Huracán, ya que los que estuvieron en el partido en el Ducó hicieron movimientos regenerativos.

Centurión quedó otra vez en el centro de una escena ajena al fútbol por una denuncia de violencia de género. La semana pasada el entrenador repudió todo tipo de violencia y dijo que se debía una charla con el jugador, cuya permanencia en Boca más allá de junio es cada día más remota.

Por ello, Guillermo quitará en estos días el velo sobre la vuelta o no de Centurión al equipo titular.

Mientras Boca entrenaba en el predio Pedro Pompilio llegó Angelici, y estuvo reunido en el vestuario con los Mellizos, luego se quedó con Guillermo mientras Gustavo dirigió el entrenamiento en el campo.

Boca, con el empate de River, se aseguró llegar puntero a los cuatro últimos partidos, y se viene el choque ante Independiente, el que aparece como el rival más fuerte de los cuatro que le quedan y se juega entero por volver a jugar la Copa Libertadores.

Fuente: DyN

Comentarios

comentarios