Compartir

El oficialismo de la Cámara de Diputados consiguió en la última quincena de diciembre cumplir con su objetivo de sancionar los seis proyectos claves que requirió el presidente Mauricio Macri para ejecutar su plan de gobierno.
Para aprobar esos proyectos en la cámara baja, entre ellos el Presupuesto y las reformas previsional y tributaria, el oficialismo debió afrontar complicadas jornadas con movilizaciones callejeras y serios incidentes entre manifestantes y fuerzas de seguridad.
La sanción de las leyes fue la primera prueba de fuego que debió afrontar el cuerpo con la nueva composición, donde el oficialismo alcanza 108 legisladores -22 mas de los que tuvo en los dos primeros años de gobierno- un número que no le alcanza para abrir la sesión ni para conformar mayorías para votar las leyes sin tejer alianzas con el peronismo o bancadas provinciales.
Leer mas

Comentarios

comentarios