Compartir

Emmanuel Macron (Reuters)

Los franceses votaron en la segunda vuelta de las legislativas este domingo, en las que el movimiento La República En Marcha, el partido del presidente, Emmanuel Macron, se posiciona como gran favorito a ganar holgadamente, aunque con una abstención que se espera que sea récord.

A las 20, hora local (18 GMT), cerró la totalidad de los colegios electorales.

Más de 47 millones de franceses estaban llamados a votar a los 577 diputados que componen la Asamblea Nacional, aunque cuatro de ellos ya fueron elegidos en la primera vuelta.

La segunda ronda de los comicios que determinarán la composición del Parlamento puede suponer el espaldarazo definitivo a Macron, quien había pedido una mayoría en las legislativas después de haber ganado las presidenciales el pasado 7 de mayo frente a la ultraderechista Marine Le Pen.

Con un Parlamento aliado, el jefe de Estado podrá aplicar sin trabas su programa, comenzando por una polémica reforma laboral que ha creado suspicacias entre los sindicatos y la izquierda.

Un sondeo publicado el domingo indica que La República en Marcha podría obtener hasta el 80 % de los escaños.

Teniendo en cuenta que el sistema electoral francés no es proporcional -el escaño en juego recae en el más votado en cada circunscripción-, el instituto OpinionWay-Orpi dio a La República en Marcha y su partido aliado MoDem, del ministro de Justicia, François Bayrou, entre 440 y 470 diputados, de los 577 que componen la Asamblea Nacional.

El presidente francés Emmanuel Macron junto a su esposa, Brigitte Trogneux. (Reuters)

Todo ello a pesar de las investigaciones judiciales que salpican al partido del propio Bayrou, por supuesta malversación con fondos de la Eurocámara, y al ministro de Cohesión de los Territorios, el exsocialista Richard Ferrand.

Sin embargo, la altísima abstención empañará las elecciones, las cuartas de este año para los franceses, de acuerdo una encuesta de la casa Odoxa.

Odoxa anticipó una abstención del 53 % -un porcentaje superior al esperado para cualquiera de los partidos-, lo que marcaría un nuevo techo histórico en unas elecciones presidenciales o legislativas desde el inicio de la V República, en 1958.

En la primera vuelta del pasado domingo, la abstención ya había marcado un récord con el 51,29 %.

El conglomerado de la derecha y el centro que lideran Los Republicanos se tendrá que contentar, según los sondeos, con entre 70 y 90 escaños, lejos de los 215 que tuvo en la legislatura anterior y en la que ya eran el principal grupo de oposición.

Francois Fillon, líder de Los Republicanos

La debacle será mucho más pronunciada para el Partido Socialista, que después de gobernar con 314 diputados durante la Presidencia de François Hollande pasará a entre 20 y 30 parlamentarios en la Cámara Baja, lo que podría comprometer incluso su capacidad de formar un grupo propio, algo que se hace a partir de los 15 escaños.

De los candidatos a diputados que restan en liza, hay dos conocidos aspirantes a las presidenciales del pasado abril, Le Pen y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon.

La primera está muy cerca de lograr un escaño en su feudo de Pas-de-Calais (norte), pues en el primer turno obtuvo el 46 % de los votos, a más del 20 puntos que su rival, mientras que el segundo deberá batallar más, ya su margen ante la candidata de La República en Marcha Corinne Versini es de unos diez puntos.

Marine Le Pen, líder del Frente Nacional

Otras figuras ilustres que buscarán plaza en el hemiciclo son el ex primer ministro Manuel Valls, quien después de desertar de los socialistas puede revalidar su escaño, y la exministra de Trabajo de Hollande Myriam El Khomri, quien lo tiene más difícil para lograrlo.

De entre los seis miembros del Gobierno que se han presentado a diputados todos tienen encaminada su elección, incluido el ministro investigado Ferrand y la secretaria de Estado de Asuntos Europeos, Marielle de Sarnez, también investigada por empleos ficticios en la Eurocámara.

La campaña de las legislativas, que se ha desarrollado en estado de emergencia, concluye casi sin altercados, excepto por lo sucedido a la candidata y exministra conservadora francesa Nathalie Kosciusko-Morizet, quien pasó esta noche en el hospital después de perder el conocimiento tras ser zarandeada por un hombre en París.

(Con información de EFE)

LEA MÁS:

Las encuestas indican que Emmanuel Macron obtendrá una mayoría aplastante en las parlamentarias del domingo

Leer mas

Comentarios

comentarios