Compartir

Las negociaciones de paz impulsadas por Rusia para poner fin a siete años de guerra en Siria avanzaron este martes, pese al boicot del principal grupo opositor y de los kurdos, con la creación de un comité encargado de "redactar un proyecto de reforma constitucional", durante el encuentro celebrado en el balneario de Soch.
Ese comité deberá trabajar bajo el impulso de Naciones Unidas y "debería como mínimo integrar al gobierno, la oposición representada en las negociaciones de Ginebra (bajo supervisión de la ONU), expertos sirios, la sociedad siria, independientes, jefes tribales y mujeres" explicó en rueda de prensa el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, informó la agencia de noticias EFE.
Rodeado en la tribuna por varias decenas de personas, De Mistura aseguró que la comisión estará integrada tanto por representantes del gobierno del presidente Bashar Al Assad como de una delegación opositora "ampliamente representada". Leer mas

Comentarios

comentarios