Centro de Informes

Crimen del empresario de Luján: detuvieron a su esposa tras encontrarle restos de pólvora en sus manos

Gabriela Moreyra denunció el lunes que cuatro delincuentes asesinaron de un disparo en la cara a su marido cuando entraron a robar en su casa del barrio cerrado “La Ranita” de Open Door. Sin embargo, esta mañana se ordenó la detención de la mujer como principal sospechosa del crimen, ya que las pericias determinaron que tenía restos de pólvora en sus manos.

De este modo, el fiscal de la causa pidió la detención inmediata de Moreyra, quien está acusada de haber cometido el delito de “homicidio agravado por el vínculo con alevosía”.

Rolando Nusbaum, de 67 años, y su esposa de 39, atravesaban desde hace tiempo una mala relación, por lo que habían decidido divorciarse. A raíz de esto, el empresario rural, quien se dedicaba a administrar un coto de caza en la provincia de La Pampa, había abandonado la casa familiar en la que vivían sus hijos, y se había mudado con su hermano.

El matrimonio tenía dos hijos, una niña de 9 y un adolescente de 16 años, y aunque los dos chicos declararon haber estado en la casa cuando ocurrió el supuesto robo, los dos aseguraron que no escucharon nada.

En su declaración ante el fiscal de la causa, Moreyra explicó que cuatro delincuentes ingresaron en la madrugada del lunes a su casa, los despertaron, los sacaron de la cama y los obligaron a recorrer distintos ambientes en búsqueda de dinero y elementos de valor.

En detalle, aseguró que mientras ella estaba en la planta baja de la vivienda en compañía de uno de los ladrones, escuchó un disparo, pero no pudo ver qué fue lo que pasó porque los delincuentes le exigieron que los escondiera en el baúl de su auto, y que después salieran del barrio para que los guardias de seguridad del lugar no se dieran cuenta de lo que había sucedido.

Según su relato, dos de los ladrones quedaron en la casa junto a sus hijos y su marido, y recién cuando liberó a dos de los ladrones en la ruta 6, volvió a la casa y se encontró con que su esposo estaba muerto.

Misterioso crimen en Luján: mataron en la cama a un empresario dentro de un barrio cerrado

Aunque la autopsia en el cuerpo de Nusbaum confirmó que la víctima murió de un disparo en el pómulo, lo cierto es que también determinó que el hombre de 67 años había sido atacado mientras dormía, debido a que fue encontrado acostado y tapado en la cama de su habitación.

Con esta información, el fiscal a cargo de la causa, Pablo Vieiro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 descentralizada de Luján, pidió analizar los videos de las cámaras de seguridad del barrio cerrado, mientras que ordenó realizar también varios peritajes por la Policía Científica, entre ellos el de dermotest, que demuestra si hay rastros de pólvora en las manos.

Según informaron fuentes policiales, esta mañana la prueba de pólvora dio positivo en la esposa de Nusbaum, por lo que se pidió su inmediata detención acusada de haber cometido el delito de “homicidio agravado por el vínculo con alevosía”. La sospechosa fue trasladada hasta la UFI N° 10 del Departamento Judicial Mercedes, donde ya se presentó su abogado.

Los allegados de la pareja aseguraron que el vínculo entre ambos era complejo desde hacía años, pero que en el último tiempo las cosas se habían complicado más, por lo que habían decidido separarse. Aunque la víctima viajaba mucho por su trabajo, había abandonado la casa familia de Open Door para irse a vivir con su hermano, aunque en ocasiones pasaba por el barrio cerrado para visitar a sus hijos.

A pesar de que en un principio los investigadores pensaron que el crimen había ocurrido en medio del robo, la realidad es que el relato de la esposa del empresario fue dudoso y un tanto inverosímil, lo que despertó cierta sospecha. Con los resultados de la autopsia las dudas se acrecentaron, y finalmente con la prueba de dermotest positiva se determinó ordenar su detención.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.