Compartir

Martín Sánchez Zinny

Cinco ex militares fueron detenidos la semana pasada en el marco de la causa que instruye el juez federal Daniel Rafecas por el secuestro, asesinato y desaparición de 32 ex miembros del Ejército Revolucionario del Pueblo entre junio y julio de 1976.

Los ex carapintadas Emilio Pedro Morello -ex diputado nacional por el Modin y mano derecha de Aldo Rico en el armado de ese partido político- y Martín Sánchez Zinny -miembro del grupo de militares que se acuarteló durante la Semana Santa de 1987 en Campo de Mayo-, y los ex militares serapio del Río y Luis Felipe Cogorno se encuentran detenidos a la espera de que se les tome declaración y se decida su situación procesal, en tanto que otro de los imputados en esta causa, Carlos Alberto Bustos, se encuentra internado grave en el Hospital de Gonnet luego de que se disparara en el pecho al enterarse de que era requerido por la Justicia.

Emilio Morello

Los ex militares son investigados por las desapariciones atribuidas a un grupo de tareas que actuaba bajo el amparo del Regimiento de Infantería Mecanizada 6 de Mercedes durante los primeros meses de la dictadura, en 1976. Entre las víctimas se encuentran Cristina Cournou y Nicolás Grandi -hermana y cuñado del cantante Víctor Heredia- y Rocío Martínez Bobolla, madre de los periodistas Camilo y Bárbara García.

Morello fue diputado nacional por el Modin: junto con Aldo Rico, fue uno de los fundadores y fue apoderado del partido. Sánchez Zinny fue miembro del grupo carapintada que en abril de 1987 se acuarteló en Campo de Mayo, mientras que Cogorno es hijo de uno de los fusilados tras el levantamiento del general Juan José Valle en 1956 contra la Revolución Libertadora.

El juez Rafecas, a cargo de la investigación

Los ex militares fueron señalados como miembros del grupo de tareas por ex conscriptos, que relataron un operativo llevado a cabo el 10 de julio de 1976 en un casa del barrio de San Andrés, partido de San Martín, donde funcionaba una imprenta del ERP y una "cárcel del pueblo" en la que estaba secuestrado el vicecomodoro Roberto Echegoyen. Echegoyen -entonces interventor de la UTN- fue hallado muerto y, según la versión de los testigos en el momento fue fusilado el guerillero Jorge Emilio Arancibia.

El jueves, el coronel retirado Alberto Francisco Bustos, de 69 años, se disparó en la zona del torax al saber que sus ex camaradas habían sido detenidos. De acuerdo con dichos de sus familiares, Bustos habría dicho a uno de sus hijos: "Antes de ir preso me mato". La causa judicial quedó en manos del fiscal en turno Marcelo Carlos Romero y fue caratulada como tentativa de suicidio. Interviene el juez de Garantías Juan Pablo Massi.
La situación de salud del militar es estable, pero grave.

Leer mas

Comentarios

comentarios