Compartir


La Segunda Guerra Mundial iba derecho a ser ganada por la Alemania nazi hasta que Winston Churchill fue electo primer ministro británico y en sus primeros 25 días al mando, con decisiones no exentas de polémicas, cambió el destino bélico, algo que narra la nominada al Oscar "Las horas más oscuras", que se estrena este jueves.
Para ello el director Joe Wright ("Ana Karenina") puso en pantalla a Gary Oldman, quien también compite por la estatuilla de la Academia como rol protagónico, en un papel que lo borra por completo de otros roles y traslada al espectador directamente a 1940.
Sin embargo, pese a que Oldman viene arrasando en todas las premiaciones que antecedieron al Oscar, su mimetización con el ex premier y premio Nobel de Literatura en 1953, deja un sinsabor.

Las horas más oscuras

Comentarios

comentarios