Compartir

La Cumbre Ambiental Patagónica se realizó hoy en Chubut con el propósito rechazar la instalación de la Central Nuclear que se pretende construir en Río Negro, contra la megaminería y en defensa del medioambiente.

El encuentro fue promovido por el gobernador Mario Das Neves y convocó a partidos políticos, intendentes y representantes de movimientos ambientalistas de toda la provincia y la región que firmaron un documento.

El manifiesto acordado considera a la región patagónica como un “reservorio” mundial de agua y pondera las ventajas económicas y ambientales de la energía eólica por sobre la nuclear.

“La instalación de una central nuclear en nuestra zona limitaría el desarrollo de parques eólicos ya que la capacidad de transporte de energía a los centros de consumo es limitada y escasa””, señala el texto.

Indica que un proyecto de estas características podría afectar de manera “profunda” y “permanente” a la región y que “tenemos derecho a vivir en un ambiente sano y cuidado que permita un desarrollo sustentable y garantice una buena calidad de vida para nosotros” y las generaciones futuras.

Por último, ratifica el compromiso de cuidar “la casa que habitamos” y expresa el “enérgico rechazo a la intención de instalar una Central Nuclear en la Patagonia, por entender que la producción de energía nuclear no es el camino correcto para el desarrollo de nuestra región”.

Por otra parte, está previsto que mañana al mediodía en Buenos Aires se concrete una reunión de trabajo entre el gobernador chubutense y el jefe de Gabinete, Marcos Peña. El tema de la central nuclear sería parte de la agenda.

Comentarios

comentarios