Compartir

El París Saint-Germain se proclamó campeón de la Copa de Francia por undécima vez en su historia y por tercera de manera consecutiva, gracias a una agónica victoria por 1-0 ante el Angers, este sábado en el Stade de France.

Cuando todo parecía apuntar a la prórroga, un tanto en contra de Issa Cissokho en el descuento final (90+1), de cabeza en un córner pateado por Ángel Di María y que intentaba rematar Blaise Matuidi, permitió al equipo de la capital llevarse la final.

En el palmarés, el PSG queda como líder en solitario con sus 11 títulos de Copa, dejando atrás la igualdad que mantenía a 10 con el Marsella.

Este trofeo permite a los hombres de Unai Emery terminar con una sonrisa una temporada donde han primado los sinsabores.

Fuente: AFP

Comentarios

comentarios