Compartir

(Reuters)

En Google, algunos empleados usan una herramienta que restringe el tiempo de recepción de correo electrónico. Un alto ejecutivo de Apple dijo que su esposa usó un dispositivo que establece los límites del iPhone y del iPad para sus hijos. Los miembros de una firma de capital riesgo meditan antes de las reuniones trimestrales sin realizar llamadas telefónicas. Slava Rubin, cofundador del sitio de crowdfunding Indiegogo, tiene una política estricta sin pantalla para las reuniones y ha adoptado una regla similar cuando se va a dormir.

"Literalmente, la única electricidad que usamos es una lámpara", comenta.

Frente a una avalancha de mensajes de texto, actualizaciones de las redes sociales, correos electrónicos y otras alertas de distracción, ejecutivos de tecnología, empresarios y trabajadores de base en Silicon Valley están tratando de limitar el uso de los gadgets y servicios digitales que, en parte, ayudaron a crear. Los esfuerzos muestran cómo la industria está lidiando con sus propias preocupaciones sobre los efectos de atenuación de la atención de la edad del teléfono inteligente. Una encuesta publicada recientemente por Microsoft Corp., el mayor fabricante de software para el lugar de trabajo, reconoció que la nueva tecnología digital puede hacer que las empresas sean menos productivas.

"Definitivamente me llevó mucho tiempo antes de decidir dónde trazar la línea", comenta Joe Hewitt, que dirigió los primeros esfuerzos de Facebook para poner la red social en los teléfonos móviles. Hewitt relata que solía hablar con personas a través de internet y mirar Twitter. Ahora silencia a todos los usuarios menos a los pocos amigos en Facebook que comparten su interés por la jardinería, y rara vez publica alguna fotografía.

Algunos empleados de Alphabet Inc., propiedad de Google, utilizan un sistema llamado Inbox When Ready, disponible para Chrome. El programa permite a las personas programar "bloqueos" para que no puedan acceder a los mensajes durante ciertos períodos. También oculta las notificaciones de correos electrónicos nuevos cuando uno lo requiera. La herramienta también proporciona comentarios sobre cuánto tiempo dedica una persona a escribir y leer mensajes, en comparación con los objetivos que establece. "Estoy usando Inbox When Ready para proteger mi atención", dicen los correctos electrónicos debajo de las firmas de los usuarios.

En Facebook, las áreas de trabajo construidas con madera dan a los empleados la oportunidad de alejarse de la pantalla. En San Francisco, el cofundador de Facebook, Dustin Moskovitz, que ahora dirige la empresa de software empresarial Asana, alienta a los empleados más jóvenes a desactivar las notificaciones en sus teléfonos. Rudin de Indiegogo solo revisa el correo electrónico durante los horarios designados, lo que limita sus mensajes a intercambios rápidos. Cualquier cosa que tome más tiempo lo hace en persona o por teléfono.

Alexander Ljung, cofundador de SoundCloud Ltd., también admite que apaga todas las notificaciones de su teléfono. Thomas Meyerhoffer, un ex diseñador industrial de Apple, también bloquea las alertas en su teléfono y mueve todas las aplicaciones de su pantalla de inicio de iPhone X. Meyerhoffer recalca que las conversaciones sobre las consecuencias de la tecnología moderna son comunes hoy en día entre amigos y colegas. Las búsquedas de Google sobre "adicción a teléfonos inteligentes" alcanzaron un máximo histórico en enero.

"Hay una conciencia cada vez mayor", comenta Meyerhoffer, que ahora diseña tablas de surf y es cofundador de la empresa de puertas y cerraduras Latch. "Cada persona, sea cual sea su ocupación, está hablando de eso", añade.

Cada vez más, hay más pruebas sobre los efectos nocivos de las redes sociales y los teléfonos inteligentes, especialmente en las personas más jóvenes. Un informe reciente de investigadores de la Universidad Estatal de San Diego y la Universidad de Georgia concluyó que los adolescentes que pasan más tiempo en línea son menos felices que aquellos que pasan tiempo haciendo otras actividades. Otro informe de los propios investigadores de Facebook descubrió que las personas que pasan desapercibidas en la red social se sentían peor después de publicar cosas en su timeline. Un grupo de expertos en salud mental y pediatría está presionando a Facebook para que suspenda su aplicación Messenger Kids. Además, en París, las escuelas están prohibiendo los teléfonos móviles por completo.

Mientras tanto, figuras prominentes de la industria de la tecnología critican a compañías como Facebook. Sean Parker y Chamath Palihapitiya, ex ejecutivos de Facebook, han dicho que el producto es adictivo y perjudicial para la salud mental. El presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, dijo que no dejaría que su sobrino estuviera en las redes sociales. El CEO de Salesforce.com, Marc Benioff, comparó a Facebook con los cigarrillos.

Las advertencias también comienzan a llegar a las salas de juntas. Los inversionistas de Apple, Jana Partners y el Sistema de Retiro para Maestros del Estado de California recientemente reclamaron a la compañía fundada por Steve Jobs que estudiara los efectos nocivos de los teléfonos inteligentes en la salud mental y ofreciera más protecciones para los niños. Un accionista de Facebook está presionando a su junta directiva para que cree un comité de riesgos que estudiará el posible daño financiero a Facebook si su producto provoca depresión u otros problemas de salud mental.

"La industria de la tecnología está llegando al punto en el que se necesitarán dedicar más recursos a las externalidades negativas de sus productos y servicios", afirma Jonas Kron, vicepresidente senior de Trillium Asset Management, el grupo de presión de los inversores de Facebook para el comité de riesgos.

A medida que el concepto "atención plena" entra en el léxico de Silicon Valley, la necesidad de desconectarse crea nuevas oportunidades comerciales. Los retiros de desintoxicación digital en los que las personas pasan varios días sin tecnología son cada vez más populares entre los trabajadores del sector. Y muchos se pasan a la meditación. Jack Dorsey, el CEO de Twitter y Square Inc., recientemente terminó una meditación silenciosa de 10 días que prohíbe estrictamente cualquier tipo de comunicación.

El cofundador de Asana, Justin Rosenstein, quien ayudó a crear el botón de "me gusta" de Facebook, medita una hora al día. Benioff ha ordenado que cada piso de la nueva torre de oficinas de Salesforce en San Francisco tenga una sala de meditación, "donde los empleados puedan poner sus teléfonos en un cubo o en lo que sea, y así entrar en un área donde haya tranquilidad", comentó en 2016. Y para aquellos que no tienen tiempo para un retiro o un acceso a un espacio dedicado, aplicaciones como Calm y Mindfulness Daily están disponibles.

Jon Callaghan, fundador de True Ventures y ex presidente de la junta directiva de la National Venture Capital Association, remarcó que los teléfonos no están permitidos en las reuniones de los socios. En las reuniones trimestrales de su empresa, los participantes meditan al comienzo de cada sesión. Limita el uso del teléfono en casa y su familia tiene una política de "no celulares" para las comidas.

Tony Fadell, el ex ejecutivo de Apple involucrado en la creación del iPhone, dijo que experimentó los efectos de la distracción del dispositivo inmediatamente después de su lanzamiento en 2007. La mayoría de los empleados de la compañía no usaban Blackberries u otros telefónos inteligentes anteriores al iPhone, lo que significaba que el correo electrónico estaba limitado a ciertas horas al día. Los mensajes fuera del horario de trabajo se enviaban en muy pocas ocasiones. "Cuando llegó el iPhone, no se pudo detener la transmisión de correos electrónicos porque los dispositivos siempre estaban con las personas", comenta Fadell. Él piensa que las empresas deberían evitar que los empleados envíen y reciban correos electrónicos fuera del horario de trabajo.

Fadell indica que la industria de la tecnología necesita reconocer las cualidades adictivas de sus creaciones y deben agregar nuevas opciones que faciliten a las personas guardar sus teléfonos. Apple y Google, dueños de los dos sistemas operativos más grandes de teléfonos inteligentes, deberían ofrecer aplicaciones que desglosan el uso de teléfonos inteligentes: tiempo dedicado a leer y escribir textos en aplicaciones como Facebook, navegar en internet y escribir correos electrónicos, similar a cómo las aplicaciones de salud muestra los pasos realizados o las horas dormidas cada día.

"Tienen toda esa información, simplemente deberían ofrecerla. Esto no es como construir un auto sin conductor, que es 10,000 veces más difícil y cuesta mucho más", explica Fadell.

Las empresas están comenzando a entender el mensaje. Después de que Jana y CalSTRS exigieron acciones a principios de enero, Apple dijo que planea nuevas características para que los padres tengan más control sobre cómo los niños usan los dispositivos. "Consideramos profundamente cómo se utilizan nuestros productos y el impacto que tienen en los usuarios", afirmó la compañía a través de un comunicado. El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, está cambiando el feedde su plataforma para reducir el desplazamiento sin sentido y aumentar las interacciones significativas entre amigos y familiares. Google publicó recientemente un anuncio que destacaba las implicaciones en la salud mental del uso de teléfonos inteligentes y las redes sociales.

"Estos dispositivos absorben gran parte de las vidas de los niños y es un desafío establecer los límites", comenta.

De todos modos, muchos veteranos de la industria de la tecnología están tomando sus propias medidas. Fadell, cuya familia tiene domingos sin pantalla, usa un producto llamado Circle que establece límites de tiempo online y bloquea cierto contenido. El dispositivo se conecta a un enrutador Wi-Fi, por lo que es más fácil establecer restricciones para cualquier dispositivo en un hogar conectado a la red. Los dispositivos se pueden desconectar por completo durante horas preestablecidas, como la hora de acostarse.

"Algunas familias están más preocupadas por el tipo de contenido al que están expuestas", dijo el CEO de Circle, Lance Charlish. "Otros pueden estar preocupados por el tiempo que se pasan en el dispositivo y el equilibrio de la vida". La compañía tiene cientos de miles de clientes y los ingresos se han duplicado cada año, aunque el directivo no fue mucho más específico.

Uno de sus clientes es Luca Maestri, director financiero de Apple, según una entrevista que concedió el año pasado a la periodista y autora Maria Teresa Cometto.

"Estos dispositivos absorben gran parte de la vida de los niños y es un desafío establecer los límites", dijo Maestri a Cometti. Su esposa decidió usar Circle como un medio para moderar los iPhones e iPads de sus hijos, según un artículo de la entrevista de i-Italy, una revista sobre el país y sus vínculos con Estados Unidos. No está claro si el CFO o su esposa siguen usando el dispositivo. Un portavoz de Apple se negó a hacer comentarios al respecto.

Rudin, de Indiegogo, dijo que si todo lo demás falla, la religión puede ayudar. Su familia practica la costumbre judía de Shabat todos los viernes por la noche hasta el sábado, lo que significa que el uso de la tecnología está restringido. "Mi esposa apaga el teléfono y cualquier otro dispositivo electrónico durante 25 horas seguidas", escribió en un correo electrónico. "Intento hacer lo mismo, pero no siempre es posible :)", finalizó.

Leer mas

Comentarios

comentarios