Compartir

El mandatario jugó al ping pong con un vecino de Buenos Aires.

El presidente Mauricio Macri jugó hoy un partido de ping pong con un anciano de 87 en el tradicional Café San Bernardo, ubicado en el barrio porteño de Villa Crespo.

“Carlos tiene 87 años y se junta todos los sábados a jugar al ping pong con sus amigos. Me mandó un mail para que me sume y hoy (sábado) estuve con ellos en el Bar San Bernardo de Villa Crespo”, contó el mandatario en su perfil de la red social Facebook.

Durante su paso por el emblemático local gastronómico, que desde hace décadas reúne en su salón a gran cantidad de entusiastas del tenis de mesa, el jefe de Estado disputó un partido mano a mano con el anciano. El hombre lució una remera violeta de los Juegos Olímpicos de la Juventud que se llevarán a cabo el año próximo en la Ciudad de Buenos Aires.

Luego, se sumaron dos personas más a la mesa y el líder del PRO terminó siendo parte de ese encuentro de dobles, para luego finalizar su actividad con un breve paso por la mesa de pool.

* Con información de la agencia NA. 

Comentarios

comentarios