Compartir

Iban tan sólo nueve minutos de la final de la Copa del Rey entre Barcelona y Alavés, cuando Javier Mascherano tuvo que abandonar el campo de juego en camilla por un duro golpe.

Tras un tiro de esquina, el Jefecito saltó a disputar el balón, chocó su cabeza con la de español Marcos Llorente y tuvo que ser reemplazado por el mediocampista André Gomes.

Mirá el duro golpe que obligó a salir a Mascherano:

Luego, desde su cuenta oficial de Twitter, el conjunto catalán dio el parte médico del ex jugador de River Plate.

 

Comentarios

comentarios