Centro de Informes

El fiscal Pollicita abrió una causa para investigar si presos K armaron la operación contra Stornelli y citó como testigo a Elisa Carrió

El fiscal Carlos Stornelli (foto NA)El fiscal Gerardo Pollicita impulsó hoy una investigación para determinar si presos kirchneristas detenidos en el penal de Ezeiza armaron la operación contra el fiscal Carlos Stornelli en el marco de su investigación por la causa de los cuadernos. Ordenó citar a la diputada Elisa Carrió para que declare como testigo y dispuso una serie de diligencias para avanzar con la causa, indicaron a Infobae fuentes judiciales.Por lo pronto, Pollicita dispuso que se certifique qué tramite tuvo la denuncia del Juzgado Federal 2 de Lomas de Zamora, que dispuso las escuchas en la cárcel de Ezeiza, y también que se precise la causa que tramita en el Juzgado Federal de Dolores, a cargo de Alejo Ramos Padilla, en donde fue se analiza "la presunta extorsión de la que habría sido víctima un empresario presuntamente involucrado en la causa de los cuadernos".Roberto Baratta, apuntado como uno de los que armaron la operación contra Stornelli (foto Gustavo Gavotti)Según detallaron las fuentes, el fiscal requirió además los datos de un teléfono que aparece en la denuncia para saber quién es el titular, y los detalles del Registro Nacional de las Personas sobre Carlos Zelkovicz, un ex funcionario que aparecía hablando con Roberto Baratta, mano derecha de Julio De Vido, en prisión.Se trata de la denuncia que radicaron ayer las diputadas Paula Olivetto y Mariana Zuvic, que responden a Elisa Carrió, y que recayó en el juzgado de Claudio Bonadio.En la denuncia aparecen una serie de transcripciones de escuchas telefónicas en donde aparecen el ex secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Roberto Baratta y el ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, presos en el penal, hablando de la causa que se había iniciado contra el fiscal Carlos Stornelli en el Juzgado Federal de Dolores a cargo de Alejo Ramos Padilla. En esa denuncia se apunta a un abogado, Marcelo D'Alessio, que se presentaba como colaborador de Stornelli y le habría exigido una coima a un empresario agropecuario. Hoy Stornelli denunció a ese abogado también en los tribunales de Comodoro Py.El fiscal Gerardo Pollicita investiga la denuncia de la CC (foto Adrián Escandar)Sin imputar a nadie aún ("no es posible determinar con exactitud los datos del auto o autores del hecho investigado", dijo), Pollicita repasó la denuncia en donde se sostuvo que Carrió "había recibido a su nombre un sobre que contenía la transcripción de escuchas telefónicas que daban cuenta acerca de una 'operación' en la que intervienen personas de los servicios de inteligencia, el detenido Roberto Baratta, entre otros, cuyo objetivo es el de entorpecer la investigación de la causa conocida como 'los cuadernos'".Carrió también habló de un tuit en el que advertía de tales maniobras, "las cuales acontecían justamente en el momento en que estaba dándose a conocer la existencia del pago de un posible retorno millonario al juez federal Luis Rodríguez, según las declaraciones de Carolina Pochetti".Señalaron además que al día siguiente el periodista Horacio Verbitsky, dirigente montonero acusado de colaborar con la Fuerza Aérea Argentina en la dictadura, efectuó una publicación en su blog relacionada a hechos "que guardan similitud con aquellos de los que tomó conocimiento la doctora Carrió, y que con posterioridad personas de su equipo recibieron llamados telefónicos sugestivos, que serían parte de la operación".Elisa Carrió fue citada como testigo (foto Nicolás Stulberg)Entre el material aportado figuran las comunicaciones entre Baratta y Zelkovickz, ya identificado como "El Esposo", "Gordo" y "Chala". El 1 de febrero, Baratta llama a "Chala", pregunta cómo va lo del "dolor de muela" y le responden que "no se movió nada allá en Dolores". Baratta pregunta si "presentaron formalmente", a lo que su interlocutor responde que "el magistrado pidió informes" y "quiere saber en qué quilombo se está por meter". "Yo estoy forzado, si no avanza lo de Dolores, a hacer yo algo la semana que viene", replica el ex hombre de confianza de De Vido.Le dicen que espere, que "hay oportunidad", pero Baratta insiste por la demora y le responden: "Ramos estaba leyendo un poco, en qué quilombo se va a meter, boludo" y "el tipo está decidido a jugar, pero boludo, vos también harías lo mismo".En la denuncia de las legisladoras de la Coalición Cívica también aluden a diálogos entre Schiavi y Eduardo Valdés, ex embajador ante el Vaticano. Añadieron que el diputado Juan Manuel López recibió un mensaje de Valdés para Carrió en donde le recomiendan "que no se juegue más por Stornelli" porque iban a aparecer nuevas publicaciones en el blog de Verbitsky.SEGUÍ LEYENDO:Denuncian que presos K armaron la operación contra el fiscal StornelliCampillo nunca mencionó al empresario que dice haber sido extorsionado

El fiscal Carlos Stornelli (foto NA)
El fiscal Carlos Stornelli (foto NA)

El fiscal Gerardo Pollicita impulsó hoy una investigación para determinar si presos kirchneristas detenidos en el penal de Ezeiza armaron la operación contra el fiscal Carlos Stornelli en el marco de su investigación por la causa de los cuadernos. Ordenó citar a la diputada Elisa Carrió para que declare como testigo y dispuso una serie de diligencias para avanzar con la causa, indicaron a Infobae fuentes judiciales.

Por lo pronto, Pollicita dispuso que se certifique qué tramite tuvo la denuncia del Juzgado Federal 2 de Lomas de Zamora, que dispuso las escuchas en la cárcel de Ezeiza, y también que se precise la causa que tramita en el Juzgado Federal de Dolores, a cargo de Alejo Ramos Padilla, en donde fue se analiza "la presunta extorsión de la que habría sido víctima un empresario presuntamente involucrado en la causa de los cuadernos".

Roberto Baratta, apuntado como uno de los que armaron la operación contra Stornelli (foto Gustavo Gavotti)
Roberto Baratta, apuntado como uno de los que armaron la operación contra Stornelli (foto Gustavo Gavotti)

Según detallaron las fuentes, el fiscal requirió además los datos de un teléfono que aparece en la denuncia para saber quién es el titular, y los detalles del Registro Nacional de las Personas sobre Carlos Zelkovicz, un ex funcionario que aparecía hablando con Roberto Baratta, mano derecha de Julio De Vido, en prisión.

Se trata de la denuncia que radicaron ayer las diputadas Paula Olivetto y Mariana Zuvic, que responden a Elisa Carrió, y que recayó en el juzgado de Claudio Bonadio.

En la denuncia aparecen una serie de transcripciones de escuchas telefónicas en donde aparecen el ex secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Roberto Baratta y el ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, presos en el penal, hablando de la causa que se había iniciado contra el fiscal Carlos Stornelli en el Juzgado Federal de Dolores a cargo de Alejo Ramos Padilla. En esa denuncia se apunta a un abogado, Marcelo D'Alessio, que se presentaba como colaborador de Stornelli y le habría exigido una coima a un empresario agropecuario. Hoy Stornelli denunció a ese abogado también en los tribunales de Comodoro Py.

El fiscal Gerardo Pollicita investiga la denuncia de la CC (foto Adrián Escandar)
El fiscal Gerardo Pollicita investiga la denuncia de la CC (foto Adrián Escandar)

Sin imputar a nadie aún ("no es posible determinar con exactitud los datos del auto o autores del hecho investigado", dijo), Pollicita repasó la denuncia en donde se sostuvo que Carrió "había recibido a su nombre un sobre que contenía la transcripción de escuchas telefónicas que daban cuenta acerca de una 'operación' en la que intervienen personas de los servicios de inteligencia, el detenido Roberto Baratta, entre otros, cuyo objetivo es el de entorpecer la investigación de la causa conocida como 'los cuadernos'".

Carrió también habló de un tuit en el que advertía de tales maniobras, "las cuales acontecían justamente en el momento en que estaba dándose a conocer la existencia del pago de un posible retorno millonario al juez federal Luis Rodríguez, según las declaraciones de Carolina Pochetti".

Señalaron además que al día siguiente el periodista Horacio Verbitsky, dirigente montonero acusado de colaborar con la Fuerza Aérea Argentina en la dictadura, efectuó una publicación en su blog relacionada a hechos "que guardan similitud con aquellos de los que tomó conocimiento la doctora Carrió, y que con posterioridad personas de su equipo recibieron llamados telefónicos sugestivos, que serían parte de la operación".

Elisa Carrió fue citada como testigo (foto Nicolás Stulberg)
Elisa Carrió fue citada como testigo (foto Nicolás Stulberg)

Entre el material aportado figuran las comunicaciones entre Baratta y Zelkovickz, ya identificado como "El Esposo", "Gordo" y "Chala". El 1 de febrero, Baratta llama a "Chala", pregunta cómo va lo del "dolor de muela" y le responden que "no se movió nada allá en Dolores". Baratta pregunta si "presentaron formalmente", a lo que su interlocutor responde que "el magistrado pidió informes" y "quiere saber en qué quilombo se está por meter". "Yo estoy forzado, si no avanza lo de Dolores, a hacer yo algo la semana que viene", replica el ex hombre de confianza de De Vido.

Le dicen que espere, que "hay oportunidad", pero Baratta insiste por la demora y le responden: "Ramos estaba leyendo un poco, en qué quilombo se va a meter, boludo" y "el tipo está decidido a jugar, pero boludo, vos también harías lo mismo".

En la denuncia de las legisladoras de la Coalición Cívica también aluden a diálogos entre Schiavi y Eduardo Valdés, ex embajador ante el Vaticano. Añadieron que el diputado Juan Manuel López recibió un mensaje de Valdés para Carrió en donde le recomiendan "que no se juegue más por Stornelli" porque iban a aparecer nuevas publicaciones en el blog de Verbitsky.

SEGUÍ LEYENDO:

Denuncian que presos K armaron la operación contra el fiscal Stornelli

Campillo nunca mencionó al empresario que dice haber sido extorsionado

Leer más

Agregar comentario

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.