Compartir

El Gobierno ha mostrado posturas divergentes sobre el límite de edad para los jueces

El gobierno nacional no podrá pedirle la renuncia a un juez penal que tiene más de 75 años -límite que impone la Constitución Nacional para ejercer el cargo y que fue validado por la Corte Suprema de Justicia– hasta que el Senado de la Nación decida si acepta o no su continuidad.

Se trata de Edmundo Hendler, juez de la Sala A de la Cámara en lo Penal Económico, que tiene 79 años y a quien el gobierno propuso para seguir en el cargo. Pero el magistrado presentó un amparo para asegurarse la continuidad ante lo que consideró como una vulneración a su derecho de trabajo.

La jueza en lo contencioso administrativo federal María José Sarmiento hizo lugar al planteo de Hendler y le ordenó tanto al gobierno como al Consejo de la Magistratura de la Nación -que tiene a su cargo resolver qué hacer con los jueces de más de 75 años– "que se abstenga de solicitarle su renuncia, de nombrar un juez subrogante o de impedirle el ejercicio de su magistratura por razones de edad".

Edmundo Hendler, el magistrado beneficiado con el amparo

La discusión sobre la edad de los jueces lleva más de 20 años y todavía no tiene una solución. En la reforma de la Constitución Nacional de 1994 se fijó en uno de los incisos del artículo 99 que a los 75 años los jueces debían dejar su cargo o que para continuar en el cargo -por plazos de cinco años – debían tener una nueva propuesta del Poder Ejecutivo y la designación del Senado.

Pero en 1999 la Corte Suprema declaró nula esa cláusula. Lo hizo ante una presentación de uno de sus integrantes, el fallecido Carlos Fayt. El máximo tribunal sostuvo que la convención constituyente que reformó la carta magna no había recibido el mandato del Congreso para incluir el límite de la edad.

Desde entonces y hasta este año esa decisión estuvo vigente. Pero a fines de marzo la Corte volvió a tratar el tema a través del caso del camarista federal de La Plata Leopoldo Schifrin y resolvió que el límite de 75 años era aplicable y que los jueces que superaban esa edad debían dejar el cargo. Lo hizo apenas un mes y medio después que la jueza del máximo tribunal -que el próximo 7 de diciembre cumple 75 años– obtuvo un fallo para seguir en el cargo después de esa edad con el consentimiento del gobierno que decidió no apelarlo.

Con el fallo de la Corte se abrió una situación inédita que generó una pregunta: ¿qué hacer con los jueces que tienen más de 75 años? El tema lo tomó el Consejo que elaboró una lista de 27 jueces que en marzo superaban esa edad. Les preguntó quiénes tenían resoluciones judiciales previas al fallo de la Corte. Cinco contestaron que sí.

(DyN)

Sobre el resto la Comisión de Reglamentación del Consejo comenzó a trabajar en un dictamen para determinar cómo hacerlos cesar en sus cargos. Todavía no hay una propuesta para resolverlo. Por su parte, el diputado del PRO Pablo Tonelli -también integrante del Consejo– presentó un proyecto de ley para reglamentar la salida.

Mientras eso se tramita, el gobierno propuso que cuatro jueces continúen en sus cargos. Uno de ellos, Hendler. El resto son el juez federal y electoral de Córdoba Ricardo Bustos Fierro y los camaristas civiles Eduardo Zanoni y Mauricio Mizrahi. Sus nombres fueron publicados el 12 de mayo en el Boletín Oficial para recibir apoyos o rechazos sobre los postulantes. Luego pasarán al Senado. Hendler le mandó una carta al ministro de Justicia, Germán Garavano, en la que le solicitó continuar en el cargo.

Pero Hendler -que el 27 de julio cumplirá 80 años – presentó un amparo para que no se le pueda pedir la renuncia mientras dura el trámite de su nuevo nombramiento. Sostuvo que está en riesgo su libertad a trabajar y la seguridad jurídica.

Para el magistrado el fallo de la Corte que declaró nulo el límite de 75 años era "un reaseguro para la continuidad de la tarea judicial una vez alcanzada dicha edad" y la intervención del Consejo "predice que el paso siguiente involucrará el pedido de renuncia de aquellos jueces que no cuenten con una sentencia favorable".

Tanto el Consejo como el gobierno se opusieron al pedido del juez. El Ministerio de Justicia contestó que aceptar el planteo sería "grave afectación a la seguridad jurídica" porque violaría un fallo de la Corte Suprema y que nadie le ha pedido la renuncia a Hendler porque su nuevo nombramiento se está tramitando.

La jueza Sarmiento aceptó el pedido. "El magistrado podría verse impedido de ejercer su tarea por razones de edad a la luz del límite impuesto por la disposición constitucional y visto que el tramite a fin de obtener el nuevo nombramiento se halla en su etapa inicial", explicó la magistrada.

Agregó que es verosímil el perjuicio que enfrenta Hendler ante un posible pedido de renuncia y que así se busca "asegurar el adecuado servicio de justicia".

Leer mas

Comentarios

comentarios