Compartir

Bajandar muetsra su manos, con las verrugas en pleno crecimiento (AFP)

Abul Bajandar empezó a ver que crecían verrugas durante su adolescencia, y luego se extendieron rápidamente. Hace unos cinco años, fueron diagnosticadas como una epidermodisplasia verruciforme, una rarísima enfermedad genética de la piel.

Abul Bajandar , anetes de las 16 operaciones (AFP)

Solamente cuatro personas en el mundo han sido formalmente diagnosticadas con esta enfermedad, llamada del "hombre-árbol".

(EFE)Abul Bajandar antes de las cirugías. (EFE)

El año pasado, Abul Bajandar, de 28 años, perdió cinco kilos de gigantes excrecencias gracias a estas 16 operaciones en el Dhaka Medical College Hospital. Los médicos estaban esperanzados con que el de él era el primer caso cuya recuperación era exitosa.

(AFP)

"Poco a poco vuelvo a recordar las sensaciones que tenía antes de que a los 15 años mis manos empezaran a llenarse de verrugas. ¡He sufrido tanto! Había gente que me evitaba y tuve siempre muchos dolores. Echaba de menos todo. Desde comer por mi cuenta a jugar con mi hija, abrazarla. Esas cosas que todo padre quiere hacer con sus hijos", decía en enero del año pasado el joven.

Las verrugas comienzan a verse en sus manos y los doctoroes ya no saben si el tratamiento será efectivo (AFP)

Sin embargo, las verrugas volvieron. Apenas tuvo tiempo de cumplir su sueño, abrazar a su pequeña hija, porque las impresionantes verrugas con forma de corteza de árbol volvieron a aparecer.

LEA MÁS:

La advertencia de los pediatras a Mark Zuckerberg por Facebook

Leer mas

Comentarios

comentarios