Compartir

Por orden del juez federal Claudio Bonadío, personal del Juzgado Federal de Bariloche acompañado por la Policía Federal, llegó a la municipalidad para retirar documentación vinculada a la causa por el desvío de fondos del plan Techo Digno.

El caso llegó al juez porteño por una denuncia que presentó la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) que había recibido el caso ante una presentación del Tribunal de Contralor de Bariloche.

El desvío de fondos investigado asciende a 75 millones de pesos que habían sido depositados al municipio para la construcción de un plan de 870 viviendas durante la gestión de María Eugenia Martini, y que fueron utilizados para gastos corrientes.

El intendente Gustavo Gennuso confirmó esta mañana que los agentes federales llegaron con un exhorto del juez Bonadío y que la medida solicitada la llevó adelante el Juzgado Federal de Bariloche.

“Pidieron la documentación vinculada al plan Techo Digno”, indicó Gennuso mientras que la asesora letrada municipal, Natacha Vázquez, precisó que fueron solicitados los contratos del programa firmados en 2013 por 496 viviendas en un caso y 375 viviendas en el otro.

Además se requirió documentación contable y otros documentos que están en distintas dependencias municipales y que serán entregados.

Gennuso recordó que al asumir, en diciembre de 2015, denunció el desvío de fondos “por dinero que no se gastó en las viviendas sino en otra cosa”.

La denuncia que llevó varios meses en el Tribunal de Contralor, finalmente el año pasado se tradujo en una denuncia penal en la Justicia provincial, cuya investigación lleva adelante el fiscal Guillermo Lista, y en otra denuncia presentada ante la SIGEN que la derivó al Juzgado Federal de la Ciudad de Buenos Aires.

En paralelo, también existe una investigación abierta por el mismo desvío de fondos en la Oficina Anticorrupción que evaluará las responsabilidades administrativas.

Comentarios

comentarios