Centro de Informes

El municipio se ajusta y no sumará nuevas cuadras de asfalto

La temporada de verano servirá para la reparación de baches y cumplir con algunos metros de asfalto que fueron licitados a comienzos de año. El proceso inflacionario golpeó de lleno en las obras comprometidas y el municipio readecuará los proyectos para ajustarse al presupuesto oficial.

Este es el caso de las repavimentaciones de la avenida Juan Herman y la calle España, que fueron licitadas en abril, y que fueron adjudicadas a Codistel por unos 21 millones de pesos previendo un porcentaje menor de inflación. Luego de ocho meses el contexto económico no es el mismo y ese dinero no cubre el costo de las tareas proyectadas.

Las gestiones estarán a cargo del ingeniero Alfredo Milano, quien volvió al gabinete de Gustavo Gennuso y se hará cargo de la Unidad Ejecutora de Obra Pública. En diálogo con B2000 explicó que tuvieron que reducir el “volumen de obra” para poder hacer uso de la misma suma de dinero.

Es así que la avenida Juan Herman volverá a contar con un presupuesto de 12,9 millones de pesos pero el bacheo y el reasfaltado solo cubrirán desde Onelli hasta Carlos Wiederhold pero sin incluir el cruce con Beschtedt, donde el municipio espera concretar una rotonda a futuro.

Lo mismo ocurrirá con España, cuyo presupuesto se mantendrá en 3,2 millones de pesos, y que cambiará el reasfaltado de toda la traza por el hormigonado de 100 metros desde Berutti.

Pero si de asfalto se trata, la maquinaria pesada volverá a verse a lo largo de Pasaje Gutiérrez y de Campichuelo. Los trabajos realizados el verano pasado no soportaron el uso constante, ni las condiciones del tiempo, y ya se pueden ver daños en  la cinta asfáltica. Las reparaciones quedarán a cargo de las contratistas que llevaron adelante esos procesos.

Milano reconoció que la realización de nuevas obras dependerá en gran medida de lo que decida el gobierno nacional. Sin ir más lejos, una de las misiones de la Unidad Ejecutora será buscar financiamiento para los proyectos que surjan desde el municipio.

Mientras tanto el funcionario se abocará a finalizar las obras del Plan Castello. El nuevo puente que cruza el Ñireco y el reasfaltado de Los Ñires son prioridad para el arranque del ciclo lectivo 2020. El caso del cementerio, cuyo avance de obra ronda el 60%, demandará algo más de tiempo a partir de una serie de tramitaciones para la provisión de gas de red.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.