Compartir

En el Gobierno aún insisten con que Eduardo Freiler debe ser sometido a juicio políticoconsiguió un voto clave y aún está en suspenso– y destituido como juez federal. Por eso, luego de que el miembro del Consejo de la Magistratura Jorge Candis votara a favor de Freiler, el ministro de Justicia, Germán Garavano, lo vinculó al kirchnerismo y recordó la complicada situación del magistrado.

Ahora, Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción, y Pablo Tonelli, diputado del PRO e integrante de la Magistratura, se sumaron a las críticas contra Freiler y ratificaron su postura sobre destituirlo.

“La investigación por enriquecimiento ilícito del juez Freiler es contundente y demoledora. Queda claro que es protegido por intereses de los corruptos que quieren evitar las condenas”, sentenció Alonso, quien resaltó: “Hay que insistir con la suspensión y la remoción de este magistrado que no está en condiciones para continuar en su puesto”.

Del mismo modo, la funcionaria también lo asoció al gobierno anterior: “Además de buscar fueros, muchos buscan la protección de jueces como Freiler que les garantizan impunidad a cambio de beneficios económicos indebidos. Esta es la Argentina del pasado que tenemos que seguir cambiando entre todos los que creemos en la Justicia”. 

Por su parte, el diputado Pablo Tonelli, uno de los impulsores de la destitución, afirmó que Freiler tiene una “imposibilidad total y absoluta” de “justificar su tren de vida, sus gastos y sus bienes”.

Asimismo, defendió a su bloque y negó que exista “intencionalidad política” de Cambiemos contra el magistrado, tal como deslizó el académico integrante del Consejo Jorge Candis.

“Candis no leyó el dictamen. Se hubiera dado cuenta de que hay cualquier cosa menos intencionalidad política. Lo que hay es una imposibilidad total y absoluta por parte del juez Freiler de justificar su tren de vida, sus gastos y sus bienes. Eso es lo que hay en el expediente”, sostuvo.

En declaraciones a radio Futurock, el diputado subrayó que “en poco menos de 5 años sus gastos superan a sus ingresos en algo más de 15 millones de pesos” y resumió: “Es decir un millón de dólares, que el juez no tiene modo de justificar”.

Sobre esto, completó: Se olvidó de declarar bienes que son de él, no pagó nunca impuestos, tiene ocho autos y algunos de ellos los compró con cheques de terceros, y uno con una empresa que había estado investigada en un expediente que le tocó resolver a él”.

LEA MÁS

Freiler consiguió un voto clave y por ahora se cae el juicio político en su contra

El consejero que evitó el juicio político contra el juez Eduardo Freiler justificó su voto: “Tengo la conciencia tranquila”

Comentarios

comentarios