Compartir


Franciso habló ante el cuerpo diplomático acreditado en la Santa Sede, y le pidió especialmente a Italia, cuyo rol elogió, que no auspicie "cierres y exclusiones".
"Hoy se habla mucho de migrantes y migraciones, tal vez solo para suscitar miedos ancestrales. No hay que olvidar que las migraciones existieron siempre, así como la libertad de movimiento que corresponde a los derechos fundamentales del hombre", expresó.
Hace falta, dijo, "salir de una retórica difusa sobre este tema y partir de la consideración esencial de que delante de nosotros hay por encima de todo personas".

Aunque parece una simple coincidencia, las palabras de Francisco sonaron a réplica a Berlusconi, que hoy acusó a los migrantes de cometer todo tipo de delitos, en sintonía con las posturas xenófobas de sus dos socios electorales para las elecciones del 4 de marzo, la Liga Norte y Hermanos de Italia.
"Trabajan en negro, se prostituyen, cometen atracos y robos, comercian con drogas, etc. ¿Cómo no vamos a tenerles miedo?", planteó "Il Cavaliere" en una entrevista con el diario Il Foglio publicada hoy.
Berlusconi habló apenas horas después de una reunión que mantuvo ayer con sus ya confirmados socios para las elecciones, la abiertamente xenófoba Liga Nord de Matteo Salvini y Hermanos de Italia de Giorgia Meloni.

Desde Budapest, en tanto, el primer ministro Orban, aseguró que su Gobierno y él no ven a los musulmanes que llegan huyendo a Europa como refugiados "sino como invasores".
Leer mas

Comentarios

comentarios