Compartir

El penal que Darío Herrera le otorgó a Huracán, ante Boca en el Palacio Ducó, por falta del arquero Rossi sobre el Rolfi Montenegro, sigue dejando tela para cortar y esta vez hay una perlita que será una anécdota.

El encargado de patear, en la última jugada del partido cuando el Globo perdía 1-0, fue el Kaku Romero Gamarra, a quien muchos se le acercaron en el momento para dejarle un comentario.

Uno de ellos fue el mediocampista colombiano del Xeneize, Wilmar Barrios, quien le pidió al juvenil de Huracán que erre el penal.

“Me decía que la errara, que lo tirara afuera, que no nos estábamos jugando mucho, yo le dije que nos estábamos jugando el descenso”, contó Romero Gamarra en diálogo con ESPN FC.

Y agregó: “Nunca me había pasado eso. No le hice caso. Yo sólo estaba concentrado en tratar de hacer el gol”.

Comentarios

comentarios