Compartir

El fútbol en los Estados Unidos está creciendo cada vez más y una de las pruebas contundentes es la confirmación de un equipo en Miami, que participará de la Major League Soccer (MLS). Su dueño es nada menos que David Beckham, quien recibió la bendición de Lionel Messi.

Además de saludar públicamente al exfutbolista de la selección inglesa, Real Madrid, Manchester United y Milan, entre otros, Messi le hizo un particular pedido al ahora empresario.

“Hola, David. Antes que nada, felicitaciones. Quería desearte muchísima suerte en este nuevo proyecto y en esta nueva etapa tuya, y bueno…, quién sabe en unos añitos me hacés un llamadito”, expresó entre risas el goleador del Barcelona en un video que se viralizó en las redes sociales.

La ciudad de Miami volverá a tener una franquicia que la represente en la mejor liga de los Estados Unidos aunque se espera que recién en 2020 pueda jugar formalmente en un estadio con capacidad para 25.000 hinchas que será construido en el empobrecido vecindario de Overtown, entre el Downtown y la Pequeña Habana.

Con su proyecto, Beckham intentará hacer florecer el fútbol en una ciudad con masiva población de habla hispana, desde la participación del Miami Fusion entre 1997 y 2002. Allí, con el Pibe Valderrama como estrella, la experiencia no fue buena, el equipo jugó como local en Fort Lauderdale (norte de la ciudad) y el público no acompañó.

Leer mas

Comentarios

comentarios