Compartir


Opciones. Las encuestas pronostican un triunfo aplastante del partido de Emmanuel Macron.

París
Los franceses podrían darle hoy una mayoría parlamentaria aplastante al flamante presidente Emmanuel Macron en la segunda vuelta de las elecciones legislativas, marcadas por una fuerte abstención y por la debacle de los partidos políticos tradicionales. Más de 47 millones de ciudadanos están llamados a las urnas.
El movimiento de Macron, La República en Marcha (LREM), creado hace apenas un año, arrasó en la primera vuelta del 11 de junio con el 32,3% de los votos, muy por delante de la derecha (21,5%), la extrema derecha (13,2%), la izquierda radical (13,7%) y el Partido Socialista (9,5%).
Ahora, el jefe del Estado espera “una confirmación” que le permita aplicar sin contratiempos su programa de gobierno, que incluye una reforma del mercado laboral, la “moralización” de la vida política y un proyecto de ley antiterrorista. Su joven fuerza política se encamina a obtener una muy amplia mayoría de entre 400 y 470 de los 577 escaños, según las proyecciones de las últimas encuestas. De confirmarse, sería una de las mayorías legislativas más importantes en la historia de la Quinta República francesa, nacida en 1958.
La renovación de la Asamblea Nacional, Cámara baja del Parlamento, podría ser también de una magnitud sin precedentes, gracias a que el movimiento de Macron abrió las puertas a muchos candidatos que nunca antes había participado en política. Un total de 1.146 candidatos, 40% de ellos mujeres, se postulan hoy para mandatos de cinco años de duración.
Las dos grandes formaciones políticas que se han alternado en el poder desde hace décadas, el Partido Socialista y los conservadores, reunidos ahora bajo el nombre de Los Republicanos, se preparan para un resultado pobre. Por su parte, la ultraderechista Marine Le Pen no lograría capitalizar la buena elección presidencial que hizo en abril.n

AFP

×



El presidente francés busca mayoría propia

Leer mas

Comentarios

comentarios