Centro de Informes

Facebook en la mira, otra vez: harán una investigación antimonopolio contra la red social

En los últimos días trascendió que más de 400 millones de números telefónicos de usuarios de Facebook, vinculados a sus cuentas, estuvieron expuestos por más de un año en un servidor que no estaba protegido con contraseña, episodio que vuelve a reflejar la falta de protección y medidas de la compañía de Mark Zuckerberg con respecto al cuidado de los datos personales.

En medio de este panorama, Nueva York y otros seis estados de Estados Unidos avanzan en una investigación antimonopolio contra la red social para determinar si “ha asfixiado a la competencia y pone en riesgo a sus usuarios”, según anunció la fiscal general del estado de Nueva York.

“La investigación se enfoca en el rol dominante de Facebook en la industria (de las redes sociales) y el comportamiento potencialmente anticompetitivo en que resulta”, explicó Letitia James en un comunicado publicado el último viernes, afirmando que a partir de ahora se analizará el uso de datos de los usuarios y el aumento de los precios de los espacios publicitarios.

“Incluso la mayor plataforma de red social del mundo debe respetar la ley y a los consumidores”, dijo James. Además de Nueva York, los otros estados involucrados son Washington, Colorado, Iowa, Nebraska, Carolina del Norte, Ohio y Tennessee. En esa línea, el fiscal del estado de Texas, Ken Paxton, anunciará una investigación antimonopolio contra Google.

“Utilizaremos cualquier herramienta a nuestra disposición para determinar si las acciones de Facebook pueden haber puesto en peligro los datos personales de los consumidores, reducido la calidad de las opciones que se les ofrecen o aumentado el precio de la publicidad”, subrayó James.

A su vez, la compañía de Zuckerberg está en la mira del Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio (FTC), la agencia estadounidense de protección al consumidor. Las autoridades estadounidenses pusieron sus ojos en Facebook a partir del escándalo con consultora británica Cambridge Analytica, la cual tuvo que cerrar sus puertas.

A principios del año pasado, el fundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, tuvo que pedir formalmente disculpas ante el Senado de Estados Unidos por las fallas de seguridad de su red social que permitió un uso abusivo de los datos privados de sus usuarios.

Como consecuencia, Cambridge Analytica inició el cese de todas las operaciones y cerró sus puertas. En diciembre de ese mismo año, se dio a conocer que Facebook también facilitó datos privados de usuarios a compañías como Apple, Amazon, Microsoft, Netflix o Spotify.

Aquella denuncia –que contó con 270 páginas de documentos internos y el testimonio de más de 50 empleados de la red social- revelaba que las prácticas corporativas de usar datos confidenciales de la gente para ganar dinero persisten luego del escándalo de Cambridge Analytica.

Este último jueves, se dio a conocer que un servidor externo a Facebook y carente de seguridad almacenaba más de 419 millones de registros -identificador de cuenta y números de teléfono- de los usuarios de Fcebook, de los cuales 133 millones eran domiciliados en Estados Unidos.

Los números de teléfono funcionan actualmente como una herramienta de identificación personal más efectiva incluso que el nombre y apellido. A partir del número telefónico de una persona, es posible rastrear datos sensibles que van desde el domicilio personal hasta el pago de impuestos o los nombres de los integrantes de la familia.

Con esa información, un ciberdelincuente podría -por ejemplo- resetear una contraseña de algún servicio online y responder preguntas del tipo “¿Cuál es el nombre de tu madre?”, o convencer al proveedor de telefonía móvil de transferir el número a otro diferente tras denunciar falsamente la pérdida del equipo, entre otras cosas.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.