Compartir

Los investigadores del doble crimen de ancianos en Flores allanaron un hotel de la zona porteña de Congreso donde viven la hija hipoacúsica de las víctimas y su esposa, y de allí se secuestraron ropas con manchas que serán analizadas para ver si se trata de sangre, informaron fuentes policiales y judiciales.

Además, los peritos en rastros lograron recolectar de los cadáveres apuñalados de las víctimas Orlando Gianelli (79) y su esposa Hilda Lubin (77) cabellos que ahora serán sometidos a estudios de ADN ante la sospecha de que, en un intento de defensa, hayan logrado arrancárselos a sus asesinos. El allanamiento fue realizado el lunes a la noche por detectives de la División Homicidios de la Policía de Ciudad en el quinto piso de un hotel familiar en el barrio porteño de Montserrat, donde viven María Rosa Gianelli (43), hija de las víctimas, y su mujer, también hipoacúsica.

El procedimiento fue realizado por pedido del fiscal Pablo Recchini, y por orden del Juzgado de Instrucción 8, de la jueza Yamile Bernan. Fuentes policiales revelaron que en el procedimiento se secuestraron una serie de prendas de vestir, algunas recientemente lavadas y otras usadas con manchas que ahora serán enviadas al laboratorio para estudios químicos y de ADN ante la sospecha de que puedan tener sangre de las víctimas. Las sospechas de los investigadores hacia el entorno familiar de Gianelli y su esposa Lubin surgieron a partir de que los pesquisas creen que el o los asesinos eran conocidos de las víctimas y que ingresaron con llave a la vivienda.


Fuente: Policiales – Rio Negro

Comentarios

comentarios