Compartir

Unos 1.800 agentes de seguridad vigilan desde temprano las inmediaciones del estadio Santiago Bernabéu, en la ida de los octavos de Champions League entre el Real Madrid y el París Saint-Germain, calificado como un partido “de alto riesgo” para la policía española.

Las autoridades madrileñas siguen de cerca a unos 4000 hinchas del PSG que empezaron a copar las calles céntricas y las estaciones de subte.

Gran presencia de hinchas del PSG en Madrid, aguardando el compromiso más atrayente de los Octavos de final de la Champions League. #RealMadridPSG pic.twitter.com/7UTEA70aGW

— Walter Estigarribia (@Estigarribiapy_) 14 de febrero de 2018

Entre ellos, la policía espera alrededor de medio millar de ultras franceses, a los que vigilará con especial atención. Estos ya protagonizaron una pelea con aficionados del Bayern Munich en la ciudad alemana el pasado diciembre.

“Es un partido de alto riesgo”, dijo a la prensa la delegada del gobierno en Madrid, Concepción Dancausa. Según dijo, el estadio “va a estar lleno totalmente”, para lo cual se movilizarán unos 1.800 agentes de policía, incluyendo de las unidades canina y de caballería.

Los agentes a caballo tendrán especial cuidado de los ultras, que antes de su acceso al estadio irán rodeados de policías, según explicaron a la prensa.

Hinchas del #PSG en Madrid hace unos minutos:

¡Lo que no logre el fútbol…!pic.twitter.com/vUkKBkmlPD

— José David López (@josedavidlopez_) 14 de febrero de 2018

Leer mas

Comentarios

comentarios