Compartir

La vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, reconoció que le “cuesta muchísimo” entender las razones por las que el papa Francisco le envió un carta a Milagro Sala en la que le comunicó que “la acompañaba en la oración”.

El pasado viernes 5 de mayo, el Sumo Pontífice le escribió una carta a la dirigente kirchnerista Milagro Sala en respuesta a otra enviada por ella antes, en la que esta le relató los “hostigamientos” de los que es víctima en la cárcel donde el próximo 30 de mayo cumplirá 500 días detenida.

“Sé que el momento por el que está pasando no es fácil. Me he informado de algunas cosas y comprendo su dolor y su sufrimiento. Quiero asegurarle que la acompaño con mi oración y los deseos de que todo se resuelva bien y pronto“, sostuvo el Pontífice.

En este tema no lo logro entender, para mí tiene una información distorsionada

La misiva fue interpretada políticamente como una muestra de apoyo a la dirigente social y generó malestar en el Gobierno de Cambiemos.

En la mesa de Mirtha Legrand, Michetti comenzó por aclarar que tiene con el Papa “una relación de muchísimo cariño” y que lo considera “una figura enorme”.

Sin embargo, señaló que “en este tema no logra entender” la actitud del pontífice y especuló que su posición se debe a que recibe “información distorsionada”.

“Una cosas es que una persona trabaje para los que no tienen, pero otra cosa son los métodos que usaba Milagro Sala y las cosas que ya se han descubierto. No entiendo la lógica”, afirmó.

En esa línea, opinó que tal vez Francisco obtenga la información “de los organismos de derechos humanos que dicen que no es correcta la detención”.

LEA MÁS:
El papa Francisco le envió una carta a Milagro Sala

Milagro Sala agradeció el rosario que le envió el papa Francisco

Comentarios

comentarios