Compartir

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró hoy que la coalición de gobierno que encabeza, dependiente del apoyo de cinco partidos, es "estable" y que no convocará a elecciones, un día después de que la Policía recomendase su imputación por cargos de corrupción.
"Quiero ante todo tranquilizarles. La coalición es estable. Ni yo ni nadie va a convocar elecciones. Voy a seguir trabajando hasta el final de mi legislatura", anunció Netanyahu durante la inauguración de una conferencia en el centro de exposiciones de Tel Aviv.
El premier tildó de documento "radical y lleno de agujeros como un queso suizo" a las recomendaciones policiales al fiscal general Avihai Mendelblit para que lo impute por su supuesta participación en dos resonantes casos de corrupción, que provocaron el pedido, principalmente mediático, de su salida del poder.
Leer mas

Comentarios

comentarios