Centro de Informes

Golpes y agua hirviendo: asesinaron en Sierra Chica al único detenido por el asesinato de Araceli Fulles

Darío Badaracco era el único detenido por el femicidio de Araceli Fulles, la joven de 18 años que fue asesinada y enterrada en una casa de la localidad bonaerense de José León Suárez. Murió tras ser quemado con agua hirviendo durante una pelea en la Cárcel de Sierra Chica.

Los gritos desgarradores de Baradacco alertaron a los guardias de la Unidad Penal N°2 de Sierra Chica. Desde el pasa platos de la celda observaron como dos internos lo redujeron a golpes en un rincón de la habitación. Pero cuando el personal carcelario intervino, ya era demasiado tarde. Baradacco fue ferozmente golpeado y tenía el 60 por ciento del cuerpo quemado.

El hombre de 31 años murió tras una semana de agonía en el Hospital de Olavarría. Según fuentes ligadas al caso, Badaracco, que estaba acusado de “homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por una o más personas y femicidio”, fue atacado a golpes de puño y patadas durante una pelea, para luego ser quemado con agua hirviendo. Hasta el momento, no fueron esclarecidas las circunstancias de la muerte del recluso, mientras que en las próximas horas se llevará a cabo la autopsia.

La agresión ocurrió el 8 de abril último, alrededor de las 17, en la celda 766 del Pabellón 10 de la Unidad 2 del penal, donde Badaracco fue agredido por otros dos presos, que ya fueron identificados y procesados por el hecho. Uno de ellos cumple condena por lesiones leves y violación de domicilio, mientras que el otro por homicidio.

LA ACUSACIÓN QUE ENFRENTABA BARADACO

Araceli fue vista con vida por última vez el 2 de abril de 2017 y buscada intensamente desde entonces en el partido bonaerense de San Martín y alrededores. El jueves 27 del mismo mes, perros rastreadores encontraron su cuerpo desnudo y cubierto con cal debajo de un contrapiso, a unos 35 centímetros de profundidad, en la casa de la familia Badaracco. Por el caso fueron detenidos cinco hombres, pero pocos días más tarde fueron liberados, entre ellos Hernán Badaracco, hermano de Darío. La autopsia determinó que la joven murió por “asfixia mecánica” por “estrangulamiento a lazo” con un elemento compatible con precintos plásticos.

Lo último que los padres de Araceli supieron de ella llegó en forma de mensaje bien temprano por la mañana: “Prepará el mate que voy para allá”. Pero no se concretó el encuentro. El cuerpo de Araceli se encontró el 27 de abril de 2017 en el patio de la vivienda de Baradaco.

Baradacco está acusad de matar a Araceli Fulles, descuartizarla, envolver las partes de su cadáver desnudo en una sábana y enterrado bajo cal, escombros y una capa de cemento en un rancho en la parte trasera de la casa de su madre, en José León Suárez. Luego se fugó tras declarar por tercera vez en la causa como testigo. Casi un mes después del asesinato, Badaracco fue detenido en Flores, en cercanía de la villa 1 11 14. Tenía además antecedentes por otros delitos.

El 2 de abril pasado, como lo hacen todos los meses, marcharon para pedir justicia por Araceli. En esta oportunidad se cumplieron 2 años del crimen. Pese a que Badaracco era el único detenido, otros ocho imputados aguardan el libertad el juicio.

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.