Compartir

Un niño de siete años, que estaba desaparecido desde ayer, fue hallado muerto esta mañana en el freezer del negocio de sus padres, ubicado en la localidad rionegrina de San Antonio Oeste.

Jairo Rodrigo De Mora había salido a jugar con sus amigos y no volvió a su hogar. La madre del chico se presentó ayer en la comisaría, poco antes de las 19, para denunciar su desaparición. En ese momento se activó el protocolo de búsqueda y se incrementaron los rastrillajes incluso hacia el mar, no solo con personal policial sino con ayuda de la gente que a medida que se iba enterando se sumaba al operativo.

(Marcos Ramirez/ diario de Río Negro)(Marcos Ramirez/diario de Río Negro)

El cadáver del nene fue hallado en un freezer colocado en la vereda de un almacén y carnicería, propiedad de sus padres, alrededor de las 5. La  pareja fue trasladada a la comisaría a prestar declaración, aunque en principio se cree que la víctima habría ingresado al freezer a jugar y murió congelado.

Gustavo Verdugo, comisario de San Antonio, aseguró que deben esperar los resultados de la autopsia para esclarecer el hecho. En el lugar hay custodia policial permanente. Durante toda la mañana criminalística trabajó para certificar y documentar la escena. El cuerpo del niño fue trasladado a la morgue de Viedma para realizarle la autopsia. Hasta ahora todo parece indicar que murió por congelamiento y no presenta signos de violencia.

(Marcos Ramirez/ diario de Río Negro)

Comentarios

comentarios