Compartir

El fiscal Sergio Pichetto acusó por el delito de intento de hurto a un empleado municipal y a otro joven, que trabaja en una empresa de seguridad privada.

Pichetto atribuyó a los imputados haber entrado la madrugada del martes a un galpón, ubicado en un domicilio de la avenida San Martín al 400, donde trataron de apoderarse de una filmadora, informaron fuentes judiciales. La identidad de los acusados se mantuvo en reserva.

Los acusados entraron al lote y, después, sin ejercer violencia irrumpieron en el galpón, donde hallaron una filmadora, que hurtaron y ocultaron en una mochila. Pero el dueño del domicilio escuchó ruidos procedentes del galpón y llamó a la Policía para denunciar lo que pasaba.

Policías de la comisaría Segunda fueron hasta la dirección indicada y sorprendieron a los sujetos antes de que pudieran escapar del lugar. Ambos fueron arrestados y se recuperó la filmadora. Los dos detenidos comparecieron esta mañana en Tribunales para la audiencia de formulación de cargos, que presidió el juez de garantías en feria Bernardo Campana.

Pichetto sostuvo la acusación contra los dos imputados por el delito de intento de hurto “con diferente documentación que obra en el legajo”, según informaron desde el Ministerio Público Fiscal. Y solicitó 2 meses para llevar a cabo la investigación.

El fiscal no pidió que se les imponga prisión preventiva porque se trata de un delito excarcelable.

El defensor oficial Marcos Ciciarello asistió a los imputados. El defensor no planteó objeciones a los cargos formulados por el fiscal ni a los plazos para la investigación. Y pidió la liberación de los acusados.

Campana hizo lugar al planteo de la fiscalía y otorgó dos meses para la investigación. Y dispuso la libertad de los imputados, que quedaron vinculados a la causa penal.

Leer mas

Comentarios

comentarios