Centro de Informes

“Ingenua y franca”, el personaje de Gimena Accardi en “Separadas” que abrió camino para hablar de Asperger

Gimena Accardi es Carolina en Separadas

“Hola. Me dijeron que me tenía que presentar así que acá estoy. Me llamo Caro, nací en Bariloche y tengo una hermana re lindaaa (Julieta Nair Calvo). Me dicen que no tengo filtro pero no sé a qué se refieren… no me extrañen… en unos días nos vemos… ya siento que los quiero mucho. Carito”. Así se presenta el personaje de Gimena Accardi en Separadas en las redes sociales de la tira.

Caro, de poco menos de treinta años, tiene un diagnóstico cercano al Asperger, vive con su hermana Inés y desde que comenzó la historia, está perdidamente enamorada de Andrés (Andrés Gil), el preparador físico encargado del gimnasio donde trabajan las separadas. Para poder ponerse en la piel de la joven, la esposa de Nico Vázquez no solo se cortó el pelo y tapa todos los días la mayoría de sus tatuajes, sino que se preparó: “Este es uno de los desafíos más grandes, tengo una composición extra, ella tiene formas de pensar y vivir distintas a Gime, su mirada sobre el mundo es interesante, es un poco una niña atrapada en una mujer, estoy enamorada de hacerlo”.

Gimena Accardi se enamora de Andrés Gil en “Separadas” (Infobae)

La preparación de Gimena, el director y los guionistas se refleja en la pantalla. Es por eso que Accardi con su papel, no solo se ganó el reconocimiento de sus pares, sino también de los padres de mujeres con Asperger, que ven a sus hijas reflejadas en Carito y también agradecen que el tema ocupe un lugar en la agenda de los medios, ya que hay muchos mitos en torno al trastorno.

¿De qué hablamos cuando hablamos de Asperger?

El doctor Francisco M. Musich (MN 46637), jefe del Departamento de Psicología de INECO explicó a Teleshow que el Asperger “es una condición del Neurodesarrollo en el cual las personas que lo atraviesan presentan dificultades en la interacción y comunicación social y conductas e intereses tendientes a ser rígidos y repetitivos”. Luego explicó que dichas dificultades se ven reflejadas en: “Mayores desafíos en comprender estados emocionales y mentales en otros, en comprender aspectos implícitos del lenguaje y la interacción social (como chistes, ironías y sarcasmos), presentan lenguaje literal y en ocasiones neutro o con términos complejos o no esperados para el rango de edad, dificultades en poder establecer vínculos afectivos y/o sostenerlos en el tiempo, reciprocidad comunicacional y social descendida, menor contacto visual y expresión de emociones, entre otros aspectos”.

Gimena Accardi
Gimena Accardi

“Uno suele encontrar que las personas con Asperger presentan un área de interés de la que poseen mucha información y realizan de forma continua. A su vez es usual encontrar apego a rutinas y a aspectos familiares y conocidos”, agregó el especialista que destacó que “si bien bajo los criterios actuales de diagnósticos se lo enmarca dentro de las Condiciones del Espectro Autista, cabe destacar que suele presentarse con un desarrollo, en promedio, adecuado del lenguaje y habilidades intelectuales conservadas”.

Lo importante del personaje de Accardi en la tira de Polka es que refleja el Asperger en mujeres, que no suele manifestarse de la misma manera que en los hombres. “Hay evidencia que en principio indicaría que hay un perfil diferencial de expresión de la condición en mujeres, aunque aún no poseemos una comprensión acabada de dicha presentación”, dijo Musich y describió: “Las mujeres presentarían un perfil más sutil que los hombres, con menor afectación en áreas sociales y comunicativas, mayor capacidad de camuflaje (poder imitar lo que ocurre socialmente en el contexto), asimismo, el perfil de conductas e intereses suele ser menos restringido y repetitivo”.

El doctor hizo hincapié en la importancia de seguir investigando para poder recetar tratamientos más eficaces en pos de mejorar la calidad de vida de las pacientes, ya que muchas veces, mujeres con Asperger reciben otros diagnósticos y agregó: “Las mujeres con esta condición dan la impresión de ser inocentes, cayendo en burlas o situaciones en donde otros toman provecho de ellas”.

En primera persona

Carolina casualmente es también el nombre de la mamá de Martina, de diez años. La pequeña fue diagnosticada con Asperger recién a los siete y medio: “Fue bastante temprano -aclaró- porque dimos con una especialista, pero habíamos pasado por otros psicólogos que no podían diagnosticar la condición, sus áreas restringidas no tienen tanto que ver con lo lógico matemático o lo mecánico sino con universos narrativos, manga y animé”.

(Infobae)

Los papás de Martina se dieron cuenta “desde el principio” que algo había en su hija que la hacía diferente: “Habló tarde por ejemplo o por otras características me llamaban del colegio. Lo que pasa es que este tipo de condición está en la otra punta del espectro autista…”. Otras características son entre otras que no mide el peligro o que es por demás sociable con un extraño.

Carolina aplaudió el hecho de que en el prime time se muestre a una chica con Asperger: Me parece positivo, en las mujeres no es menos común que en los hombres, pero por mi experiencia, se manifiesta de otra manera. En ese sentido, el personaje de Gimena está bastante bien logrado. Por lo general se muestran a personajes masculinos, con el estereotipo del niño genio con una habilidad en un área que compensa, y no se muestra el lado B, lo que es convivir con esta condición, las dificultades en las áreas sociales”.

A la mamá de Martina justamente le gusta el personaje de El Trece porque rompe con muchos estereotipos: “No siempre quienes tienen este síndrome son tímidos o retraídos, sino todo lo contrario, parecen invasivos, les cuesta tener filtros. En ese sentido, el personaje se corre, muestra una realidad diferente dentro de la condición. Caro muestra a personas con asperger con otra característica distinta a la establecida, verborrágica, ingenua y franca”.

Es dicho estereotipo el que muchas veces retrasa el diagnóstico en las niñas. “Se hicieron investigaciones que tienen que ver con cómo las mujeres enmascaran esta condición, son conductas exageradas, por eso quedan en este lugar de freakis”, explico y felicitó a Accardi: “Me puso contenta ver su personaje, me parece que ella investigó bien, y esta mostrando la diferencia dentro de lo diferente. Porque una identidad no se cifra en un diagnostico, sino que es algo que se construye, porque ante todo estamos hablando de una persona y todos tenemos diferencias, está bueno marcarlo desde la ficción”.

En Separadas, Carolina no tiene un diagnóstico ya cerrado, lo cual la mamá de Martina ve como algo positivo, ya que “permite que tire un escenario la gente se haga preguntas”. Al igual que la protagonista de la tira, la pequeña de diez años asiste a talleres, lo que le permite mejorar habilidades, aprender aquellos códigos sociales que la mayoría de las personas adquieren de manera intuitiva y ayuda a generar autonomía. Además, asiste al colegio (tercer grado) acompañada por una maestra integradora.

¿Cómo es Martina? Aunque tiene casi veinte años menos, es muy parecida a Carito: “Es muy dulce, con todos, lo cual puede ser peligroso ya que ingenua, por eso la importancia de adquirir habilidades comuniacionales. Tiene mucha empatía, es altruista, se interesa por el otro y por el medio ambiente. Le gusta lo que tiene que ver con lo japonés, manga, animé”.

SEGUÍ LEYENDO

Los secretos de “Separadas”: por qué usan la misma calle de “ATAV” y la decisión de Mariano Martínez

Con un guiño a Campeones de la vida, Laura Azcurra y Mariano Martínez volvieron a ser pareja, 21 años después, en Separadas

Espías, Asperger, guiños a personajes de otras novelas y desafíos: lo que dejó el estreno de Separadas

La imperceptible pero fundamental transformación física de Gimena Accardi para ser Carolina en “Separadas”

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.