Centro de Informes

Jorge Faurie negó que en Bolivia haya un golpe de Estado y sugirió que Evo Morales “podría no haber aceptado” el pedido de renuncia de las Fuerzas Armadas

Faurie en A24 (A24)

El canciller argentino, Jorge Faurie, ratificó que no hay elementos para afirmar que en Bolivia haya un golpe de Estado y sugirió que el presidente renunciante Evo Morales “podría no haber aceptado” el pedido de las Fuerzas Armadas.

Faurie hizo un repaso de los acontecimientos electorales bolivianos que desencadenaron en la renuncia de Morales y profundizaron la crisis política e institucional. “Había una situación de fraude previo, remarcado por la OEA que en su auditoria dictaminó que se cometieron todo tipo de anomalías”, afirmó en diálogo con Luis Majul por A24. “Quieren dar la impresión de un golpe de Estado que no es tal, no ha habido nadie que asuma el poder en Bolivia en estos momentos”.

En ese sentido remarcó que “las Fuerzas Armadas recomendaron de manera enfática que terminara el gobierno el presidente Evo Morales. El podría no haberlo aceptado”, sugirió Faurie, y agregó: “El presidente podía haber dicho que iba a continuar”.

En el mismo programa se encontraba Nicolás Trotta, coordinador de los equipos técnicos de Alberto Fernández, quien al respecto expresó: “Las palabras del canciller son contradictorias, ¿qué debería haber hecho Evo Morales?, ¿terminar como Salvador Allende muriendo en el Palacio Quemado? Es claramente un golpe de Estado”, afirmó. “Dada la historia de América Latina, la discusión no es solo Bolivia, si no se le pone un freno a la intervención de las Fuerzas Armadas condicionando nuestras democracias el efecto contagio puede ser importante”, agregó Trotta quien declaró que el canciller argentino debería declarar que se trata de “un golpe de Estado, y juntar a todos los países para pacificar Bolivia, que está al borde de una guerra civil”. Faurie, lejos de entrar en el debate, no le respondió al referente de Fernández.

Supporters of Bolivian President Evo Morales and opposition supporters clash during a protest after Morales announced his resignation on Sunday, in La Paz Bolivia November 11, 2019. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Supporters of Bolivian President Evo Morales and opposition supporters clash during a protest after Morales announced his resignation on Sunday, in La Paz Bolivia November 11, 2019. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins (CARLOS GARCIA RAWLINS/)

En ministro de Relaciones Exteriores informó que “nunca tuvimos ningún pedido de asilo político” por parte de Morales, “si lo tuvimos de ministros que están a resguardo”, aclaró. Con respecto al futuro de la situación boliviana, declaró que deben “convocar a elecciones dentro de los próximos 90 días”, y pese a reafirmar que no se trata de un golpe de Estado, aclaró que “el gobierno del presidente Macri, ni la cancillería están a favor de ningún tipo de intervención militar”.

“Hay una gravísima crisis institucional que los bolivianos están tratando de resolver a través de los mecanismos que ellos mismos han previsto en su marco constitucional, sin condonar para nada que tenga que intervenir las Fuerzas Armadas para asumir ningún rol más que aquél que le fija la ley. Es un momento muy dramático, queremos que se respete la vida de los bolivanos, de todos los dirigentes que han acompañado al presidente Morales, y lo demostramos dándole refugio en nuestra embajada y en nuestro país ”, definió la situación de Bolivia.

Seguí leyendo:

Evo Morales se despidió de Bolivia y partió rumbo a México: “Pronto volveré con más fuerza y energía”

Alberto Fernández habló con Evo Morales y participó de las conversaciones para obtener su asilo en México

Seguinos y Contactanos

Tus comentarios son fudamentales, intentamos permanentemente mejorar tu experiencia en el sitio.