Compartir

Lionel Messi sirvió de inspiración para la fabricación de un superdeportivo firmado por Maserati. El estadounidense Randy Hjelm es un diseñador de automóviles avezado, con buena crítica en el público, experimentado y sólido. Creó el Maserati MC12 Study Design, un modelo ideado a imagen y semejanza del crack argentino. Es una realización que pretende imprimir la esencia de lo “inalcanzable”, un concepto que se proyecta en la estela futbolística que deja la Pulga en la cancha.

“Basado en su cuenta de Instagram y buscando en su vida personal, he creado el superdeportivo definitivo para emparejar su energía explosiva en la cancha“, definió Hjelm, diseñador de exteriores de vehículos Ram, marca englobada dentro del grupo Fiat Chrysler Automobiles, también responsable de la dirección de la casa de deportivos italianos Maserati. La propuesta es una versión mejorada del MC12, un deportivo mixto: homologado para circular en tráfico abierto pero con características extraídas de los mejores bólidos más extremos.

“El cuerpo central representa paciencia seguida por la energía similar a la performance de Messi en el fútbol”, resumió Hjelm tras trazar líneas y consolidar nociones. Su diseño muestra una estructura angulosa y suave, músculo y una profunda búsqueda por la velocidad y el rendimiento aerodinámico. Es un monoplaza extremo, pintado de futurismo, con un rostro sumamente intimidante.

El resultado final del Maserati inspirado en el futbolista argentino

La invención de Randy Hjelm deberá someterse al juicio de los directores de la firma italiana para proceder a su fabricación, aunque parezca más una fiesta visual que un prototipo real. Sin embargo, sería del agrado de Lionel Messi, quien ya tuvo algunas piezas de Maserati entre su colección de autos. El rosarino comprá un Maserati MC Stradale en 2012 cuando había sido lanzado. Luego lo cambió por un ejemplar más actual. En enero se había publicado el primer deportivo italiano del que fuera dueño el propio Messi: 450 caballos de potencia y 46.000 kilómetros recorridos a cambio de 119.000 euros, 40.000 euros más de lo que cotiza uno de aquel año sin un historial de propietarios tan distinguido.

LEA MÁS:

Del camión de Maradona a un transporte de guerra, los vehículos más extravagantes de los futbolistas 

Comentarios

comentarios