Compartir

En 2017 las acciones argentinas son las que más subieron en el mundo ¿Y ahora?

El mercado bursátil argentino parece inmune a las noticias negativas sobre la economía, tanto del exterior como locales, mientras que continúa capitalizando las novedades positivas que puedan representar futuras ganancias.

En dos semanas tumultuosas, el mercado local pasó de apuntarse un récord histórico el 16 de mayo pasado (21.818 puntos al cierre) a emprender un pronunciado ajuste de ganancias luego de conocido un escándalo por el pago de dádivas al actual presidente de Brasil, Michel Temer. En tres jornadas el Merval acumuló pérdidas de 4,2 por ciento.

Sin embargo, los inversores locales no perdieron de vista un horizonte en el que es protagonista el crecimiento económico de Argentina de los próximos años antes que la mediocridad de los indicadores del primer tramo de 2017.

“La crisis política que se desató en Brasil no impactó como hubiese impactado en otro momento. Y esto en parte se debe a que los inversores están dispuestos a asumir riesgo argentino por más que se incremente mucho la prima de riesgo del socio mayor del Mercosur”, indicó un reporte de Research for Traders.

El panel líder fue mostrando una recuperación paulatina esta semana, que cobró mayor fuerza luego de la difusión del Estimador Mensual de Actividad Económica del INDEC el 23 de mayo pasado. Este indicador exhibió en marzo un crecimiento económico de 0,8% respecto del mismo mes del año pasado y contribuyó a que en el primer trimestre del año la actividad tuviera un modesto repunte que confirma la salida de la recesión que atravesó todo el 2016.

El índice Merval escaló 73% en los últimos 12 meses, una tasa de retorno que casi triplicó a la inflación

En el mismo sentido, el dólar, que en su precio al público se ubicaba en $15,89 para la venta el 16 de mayo, se aceleró hasta el máximo histórico de $16,41 el 22 de mayo, para descomprimir dicha alza y terminar a $16,30 este viernes.

Sabrina Corujo, research manager de Portfolio Personal, explicó que “la situación desatada a partir de la crisis política de Brasil nos llevó a acelerar el ritmo de devaluación que venía demasiado contenido, e incluso con el que algunos ya se sentían incómodos; no obstante, se mantienen los factores técnicos y fundamentals que siguen favoreciendo una oferta elevada en el mercado cambiario”.

Nadie está esperando que en los próximos meses haya una disparada del tipo de cambio que sea alarmante y nos deba hacer cambiar de fondo la visión que mantenemos en el armado de posiciones de inversión. Creo que lo que pasó sirvió como excusa para poner el mercado en un nivel más arriba, con un nuevo piso en la zona de $16, algo que incluso buscaba el Banco Central con intervenciones diarias desde mayo”, apuntó Corujo.

“A nivel local, los activos domésticos acompañan el mejor clima externo -luego de las efímeras correcciones por Trump y luego por Temer- y así es que las acciones vuelven a alcanzar nuevos máximos y los bonos siguen firmes con un riesgo país cerca de los 400 puntos básicos”, resumió Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

“Así es que el alivio en especial desde el país vecino está ‘desinflando’ la escalada que había experimentado el dólar, dado que muchos operadores se ven tentados a intensificar apuestas al carry-trade ante un escenario cambiario aún con exceso de oferta de divisas”, agregó Ber.

LEA MÁS:

El dólar subió a $16,41 en la City y alcanzó su máximo histórico

El Gobierno desacelera el déficit primario con ingresos que crecen sobre los gastos

La Fed de EEUU condiciona el alza de tasas a un repunte de la economía

Cierta euforia sectorial fue respaldada por la salida a cotización de la acción del nuevo ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos), la flamante entidad que integra a los mercados de acciones. Este título casi duplicó su valor en solo tres días negociación, todo un símbolo de confianza por el buen momento de los negocios financieros.

InvertirOnline señaló que “al tener participación en Caja de Valores, parte de los ingresos de ByMA dependen de los aranceles que cobra la entidad por actuar como agente de custodia de los títulos del mercado. El mismo es proporcional al volumen custodiado. Por lo tanto, cuanto más empresas coticen en Bolsa y mayor sea su precio, más recaudación de ByMA por custodia”.

Además, especificó que “cada operación incluye un arancel que cobra el mercado, comúnmente denominado ‘Derechos de Mercado’. Entonces mayor cantidad de operaciones significa mayor liquidez del mercado y mayor facturación de ByMA por esos Derechos de Mercado”. En resumen, los ingresos de ByMA son proporcionales al tamaño que tenga mercado de acciones y de ahí su potencial.

Es cierto también que las contundentes ganancias se están dando en un contexto de política económica que promovió estos extendidos beneficios financieros a través de las tasas altas y la emisión de deuda, consecuencia, en definitiva de las apremiantes necesidades de cerrar los deficitarios números fiscales.

LEA MÁS:

JP Morgan sobre la Argentina: hay “altas posibilidades” de que el país vuelva ser mercado emergente

Abril dejó cifras alentadoras sobre el crecimiento de la inversión

El BCRA mantuvo la tasa de política monetaria en 26,25%

Desde el exterior también hubo un importante espaldarazo el miércoles pasado, cuando la Fed comunicó que condicionará nuevas subas de tasas de referencia en EEUU a la consistencia de los indicadores económicos norteamericanos.

Los rendimientos bajos en EEUU son un fuerte incentivo para las inversiones en acciones, en Wall Street y en el mundo, mientras que las tasas más altas promueven el rápido desarme de carteras. Y los agentes bursátiles ya dejan trascender que no prevén dos subas de tasas en EEUU para lo que resta del año, que se había anticipado en los precios antes del comunicado de la Fed.

El momento de mayor tensión para el mercado de acciones seguramente será en octubre, cuando la política acapare la agenda por las elecciones legislativas, cuyo resultado definirá las chances futuras del proyecto político de Cambiemos y sus reformas económicas.

Mientras tanto, el Merval de Buenos Aires se mantiene en el podio de rendimientos mundiales: en casi cinco meses de 2017 acumuló ganancias de 30,7% en pesos y de 29% en dólares, frente a una inflación apenas superior al 10 por ciento.

“A todo esto, no piensa bajar, sin perjuicio que por momentos resulta impredecible. Nunca la Bolsa fue cosa fácil y pega fuerte, asusta, pero en esta ocasión se muestra muy distinta, se adelanta a que sale de ‘mercado de frontera’ para regresar a ‘mercado emergente’ y en pocos días más lo sabremos”, afirmó Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil.

“Nuestra Bolsa se abre, se prepara para mucho más. De las 12 acciones del panel líder del año pasado ya son 27 y vendrán más. Es que la misma se anticipa, da el paso al frente. Dicho de otra manera, la Bolsa apostó por el 2017 y el que opina distinto, se equivoca. No es que sube ahora, lo viene haciendo desde hace cinco años: empezó a mediados del mes de noviembre 2012 en los 2.230 puntos del Merval y hoy está casi 10 veces más arriba“, confió Jorge Fedio.

Comentarios

comentarios