Compartir

Amazon

Amazon es noticia casi todos los días: lanza en Estados Unidos un "ciberalmacén" sin cajas ni cajeros; su fundador Jeff Bezos se convierte en la persona más rica del mundo –con un patrimonio personal de USD 119.000 millones– y visita la Argentina; o varias consultoras arriesgan qué gran empresa podría comprar en 2018: ¿será Carrefour o quizás Target?

Pero hay más. De a poco, pero pisando muy fuerte, la cuarta empresa más valiosa del mundo –detrás de Apple, Google y Microsoft– se mete en industrias muy reguladas a las que la innovación suele tardar en llegar. Y se mete con todo, con la idea de romper paradigmas y barrer con el status quo.

Ahora, con distintos proyectos y gran revuelo, Amazon desembarca en dos de estos sectores: las finanzas y la salud, segmentos de la economía con fuertes controles gubernamentales. Algo que, a su vez, suele generar negocios concentrados y, como se dijo, bastante poco permeables a los cambios tecnológicos.

Warren E. Buffett, Jeff Bezos, James Dimon

La noticia se conoció esta semana: el retailer online más grande del mundo se asoció con Berkshire Hathaway, el holding del magnate Warren Buffett, y con el banco JPMorgan Chase, para crear una empresa de atención médica "libre de incentivos y restricciones para generar ganancias", como indica el comunicado de las tres compañías.

Inicialmente, el proyecto se va a enfocar en "brindar a sus empleados de Estados Unidos (unas 900.000 personas) y sus familias atención médica simplificada, de alta calidad y transparente a un costo razonable". O sea, hacer del acceso a la salud, un sistema tan complejo en Estados Unidos, algo más simple y barato.

"Los crecientes costos del cuidado de la salud actúan como una tenia hambrienta en la economía estadounidense. Nuestro grupo no llega a este problema con las respuestas, pero tampoco lo aceptamos como inevitable. Más bien, compartimos la creencia de que poner nuestros recursos detrás de los mejores talentos del país puede, con el tiempo, controlar el aumento en los costos y mejorar la satisfacción y los resultados de los pacientes", aseguró Buffett. "El sistema de salud es complejo, y entramos en este desafío con los ojos abiertos sobre el grado de dificultad", se atajó Bezos.

LEA MÁS: ¿Amazon llega con mega data center?

Según datos de JPMorgan, que menciona Business Insider, los estadounidenses gastaron en promedio USD 714, o el 1,6% de su sueldo neto mensual, en atención de la salud durante 2016. Una cifra que es 3,6% más que el año anterior y un 13,5% más que en 2013. Por estos días, Estados Unidos gasta 18% de su PBI en atención médica, 5 puntos más de lo que gastaba en 2000.

La iniciativa, que aún no tiene nombre ni sede, será manejada por tres altos ejecutivos, uno de cada compañía. Si funciona más o menos bien, ¿cuánto van a tardar en ofrecer el sistema al público en general? Muy poco. Más aún: quizás otras grandes compañías hagan propuestas similares y la idea de "hackear" el sistema de salud de Estados Unidos se amplíe. ¿Podrán? ¿Cómo va a reaccionar el establishment sanitario de ese país? Por lo pronto, ya hubo impacto luego del anuncio: las acciones de más de 10 compañías de salud que cotizan en la bolsa cayeron entre 1,5% y 7%.

Los servicios médicos no son el único negocio tradicional que Amazon mira con ojos desafiantes. La consultora Scratch hizo un relevamiento reciente entre 10.000 millennials estadounidenses. Les preguntó sobre la banca tradicional y los resultados, sin dudas, provocaron inquietud entre los señores de traje de Wall Street. Es que más del 70% de los "chicos" consultados asegura estar mejor predispuesto a escuchar de nuevos servicios financieros de Google, Apple o Amazon, que de un banco tradicional.

LEA MÁS: Por qué Estados Unidos vive discutiendo su sistema de salud

Una cifra similar cree que en 5 años las formas para acceder al dinero y los métodos de pagos serán otras. La muestra cierra con un contundente 71% que jura que prefiere ir al dentista antes que ir al banco. Ése es el público de Amazon: millennials que "viven" online. La empresa los conoce, ya son sus clientes. Les compran productos y servicios todo el tiempo y confían en la compañía. Según la consultora CB Insight, 2017 fue un gran año para el sector fintech (finanzas más tecnología), con unas 1128 empresas del segmento que recibieron inversiones por USD 16.600 millones.

Este dinámico sector desafía a la banca tradicional, pero está obligado a crecer asociado a ella. Después de todo, por regulación y en la mayoría de los países, los depósitos de billetes de los clientes los tienen los bancos. ¿Pero qué pasará cuando esas entidades tengan enfrente a otros gigantes, como Amazon? Por ahora, la empresa de ventas retail más grande del mundo aceita servicios financieros dentro de su plataforma y toma carrera para lo que vendrá.

CB Insight destaca algunos movimientos en el resto del mundo, como su monedero digital en India que también permite retirar efectivo, la opción de pago en efectivo que habilitó en México, o Amazon Protect, el seguro sobre productos comprados que ofrece en algunos países de Europa. Todo esto se suma a servicios que ya brinda en Estados Unidos, como Amazon Payments, que ya cuenta con 33 millones de usuarios, o Amazon Lending, con USD 3.000 millones prestados a pequeñas empresas desde 2011. Amazon tardará muy poco en lanzar servicios bancarios más tradicionales, auguran los expertos.

No está sola, claro. Por estas pampas, aunque con otra escala, Mercado Libre hace lo propio con su plataforma Mercado Pago y su sistema de préstamos Mercado Crédito.

¿Pedir un turno en la clínica con el cartel de Amazon al lado de la cruz roja? ¿Pagar en la farmacia de ese establecimiento médico con una tarjeta de crédito emitida por el gigante que fundó Jeff Bezos? Parece algo lejano, sobre si se lo mira desde la Argentina, donde Amazon ni siquiera tiene presencia formal con su marketplace (aunque sí comercializa sus exitosos Amazon Web Services). Pero todo puede pasar de un momento a otro: el pulpo de las ventas online tiene los tentáculos cada vez más largos.

LEA MÁS:

Tras anunciar que Amazon le dará salud de calidad a sus empleados, la fortuna de Jeff Bezos superó los 120 mil millones de dólares

El espejo inteligente de Amazon: cómo probarse ropa virtual en ambientes virtuales

Leer mas

Comentarios

comentarios